ETA hace balance y expone sus planteamientos de futuro en un comunicado hecho público con motivo del Aberri Eguna

La organización terrorista reconoce que cinco años después del alto el fuego permanente no está donde esperaba porque no hay proceso dialogado de paz

EFEsan sebastián

ETA ha emitido un comunicado en el que, entre otras cosas, critica los atentados de Bruselas que el pasado martes provocaron 31 muertos y más de 300 heridos. La organización censura las bombas de Bélgica, según dice, porque "no pueden aceptar matanzas así, que tienen como objetivos a simples ciudadanos".

En el texto, publicado en el diario 'Gara' coincidiendo con la conmemoración del Aberri Eguna, ETA asegura que la masacre perpetrada en Bruselas debe leerse en el contexto de una crisis internacional. "La situación perversamente revuelta y la irresponsabilidad existente han abierto las puertas a todos los tipos de integrismo -ya sea lo que está ocurriendo en Europa con los refugiados, ya sea lo que pasa en Siria, en Irak, en Kurdistán... y lo que por último mata sin compasión a ciudadanos en Bruselas", asegura.

En el mismo comunicado, la banda reivindica su apuesta por la violencia durante la dictadura franquista y también tras la consolidación de la democracia. Los terroristas aseguran que no fue un error y lo describen como "una reforma tramposa". "No nos equivocamos cuando nos levantamos contra el franquismo, ni nos equivocamos cuando dijimos un no rotundo e hicimos frente a la posterior reforma tramposa. Habremos cometido errores, en ocasiones graves e injustos si hay que decirlo así, pero en esas dos cosas no", subraya.

«Proceso dialogado de paz»

ETA reconoce que después de cinco años de alto el fuego permanente, no se encuentran donde esperaban porque no se ha iniciado "un proceso dialogado de paz y resolución ni con los estados ni entre las fuerzas políticas de Euskal Herria". Para ETA, "las consecuencias del conflicto siguen sin resolverse, y el nudo principal que es la situación de los presos políticos vascos continúa sin desatarse". Además, "no se ha alcanzado un acuerdo democrático que se basaría en el reconocimiento del derecho a decidir de Euskal Herria y superaría definitivamente el conflicto político".

En el texto, que pretende ser una reflexión tanto sobre la situación nacional como la internacional, ETA apuesta por construir un proyecto independentista compartido y que beneficie a toda la ciudadanía, en un camino destinado a lograr "la activación y la adhesión de muchos sectores populares y ciudadanos".

La organización terrorista, según la versión de Gara, considera que el Estado Vasco es la solución para "satisfacer las necesidades mínimas de todas las personas, hacer respetar los derechos de todos y garantizar la igualdad entre hombres y mujeres" y por eso cree que debe construir el proyecto independentista "entre muchos, entre diferentes".

Elecciones 20-D y crisis de refugiados

ETA también se refiere a los resultados electorales del 20-D y a la crisis de los refugiados que quieren entrar en Europa. Sobre las elecciones dice, según la traducción de Gara, que "lamentablemente en España no hay relación de fuerzas suficiente para que se produzcan cambios profundos", pero admite que se ha abierto un debate sobre la opción de "democratizar sus estructuras", aunque no cree factible que "las fuerzas que se declaran de izquierdas lleguen a un acuerdo que tuviera en el centro el derecho a decidir".

En cuanto a la crisis de los refugiados, afirma que "el trato deplorable que los estados europeos dan a miles y miles de refugiados que huyen de la miseria absoluta y las salvajes guerras provocadas por los poderosos del mundo nos muestra claramente qué es lo que no queremos ser. No hemos sentido más que vergüenza y rabia". En opinión de ETA, "hemos visto el verdadero rostro de los mandatarios que hablan sin parar de derechos humanos. Es el colmo de la hipocresía".

El anterior comunicado de la organización terrorista fue el 30 de septiembre del año pasado y hacía referencia a la detención en Francia de su cúpula dirigente. ETA declaró un alto el fuego permanente el 10 enero de 2011.

.