Víctimas de ETA y GAL defienden el diálogo para avanzar en la paz

El segundo encuentro por la convivencia en el País Vasco se celebró este viernes en la sede de CCOO de Madrid tras la negativa del Congreso.

COLPISAMADRID

Tras la marcha atrás del Congreso de los Diputados a ceder una de sus salas, el auditorio Marcelino Camacho de Comisiones Obreras celebró este viernes en el segundo 'Encuentro Por la Paz y la Convivencia en Euskal Herria', organizado por la Parroquia San Carlos Borromeo de Madrid.

En el acto participaron entre otras personas Karmen Galdeano, hija de Xabier Galdeano, fundador del diario Egin y asesinado por los GAL; Asun Lasa, hermana de Josean Lasa, asesinado por los GAL; Rosa Rodero, viuda del ertzaina Joseba Goikoetxea, asesinado por ETA; y Luis Otero, coronel jubilado del Ejército y fundador de la Unión Militar Democrática.

Moderado por la periodista Angels Barceló y el religioso Javier Baeza, párroco de la Parroquia San Carlos Borromeo, los intervinientes defendieron la necesidad de dialogar para avanzar en el proceso de paz, reconocer el sufrimiento mutuo generado en el pasado y generar, desde el respeto, el clima de convivencia adecuado para superar los obstáculos.

Entre el público estaban presentes el exalcalde de San Sebastián y diputado nacional Odón Elorza, los exmiembros de ETA Josean Fernández y Asier Aranguren o el exsubcomisario José Amedo, que cumplió 12 años de prisión por su implicación en la "guerra sucia" del Gobierno contra la banda terrorista.

Ayudar a comprender

Los intervinientes contaron sus historias personales, recalcaron la importancia de construir entre todos un relato "sin vencedores ni vencidos" y recordaron que víctimas "hay muchas, con diferentes opiniones y no todas hablan en nombre de una sola asociación", dijo Rosa Conde referencia a la AVT. "Estos encuentros sirven para ayudar a comprender, entender el dolor del otro, y que no vuelva a pasar lo que ha pasado", afirmó Asun Lasa.

En el turno de preguntas, Elorza y Josean Fernández, que no tenía pensado intervenir, dijo, mantuvieron una disputa dialéctica. El exalcalde socialista puso énfasis en cuidar detalles como que los presos etarras excarcelados "no pueden salir a la calle, no arrepentirse y jactarse incluso de sus crímenes. Eso es una forma de tortura a las víctimas", afirmó.

Y el exetarra, que pasó 22 años y medio en prisión, contestó a Elorza: "Yo pido perdón a todas las víctimas y en particular a las mías. Pero no se puede venir a este encuentro a hacer un discurso político, de deslegitimar al otro. El discurso es otro. Vamos a avanzar. Antes hablé con la hija de Carrero (Blanco) y le he dicho que podría darle razones para decirle por qué me metí en ETA, pero ello no me permitiría avanzar", señaló. Los organizadores anunciaron que el Parlamento de Cataluña acogerá otro encuentro entre víctimas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos