El Congreso aprueba el traslado a España de presos de ETA en Francia

La nueva ley afectaría automáticamente a 56 reclusos, entre ellos exdirigentes como 'Antza', 'Anboto', 'Mobutu' o 'Nagi'

J. ARTOLA SAN SEBASTIÁN.

El Congreso de los Diputados dio ayer luz verde definitiva al proyecto de ley que abre la puerta a que los presos de ETA que cumplen pena en otro Estado miembro de la Unión Europea (la gran mayoría en Francia) sean trasladados a una cárcel española. En principio, serían 56 los presos a los que afectaría esta medida, tal y como adelantó este periódico el pasado día 3. Entre ellos están exdirigentes de la banda como Mikel Albisu, 'Antza'; Marixol Iparragirre, 'Anboto'; Félix Alberto López de Lacalle, 'Mobutu'; Ibon Fernández Iradi, 'Susper', o Gorka Palacios, 'Nagi'. La Cámara baja aprobó la denominada Ley de reconocimiento mutuo de resoluciones penales en la Unión Europea al refrendar las enmiendas aprobadas el pasado día 15 por el Senado.

LA CIFRA

La modificación aprobada traslada al ordenamiento español una normativa europea del año 2008, que permite que una condena firme de cárcel sea ejecutada en otro Estado miembro de la Unión cuando ello contribuya a facilitar la reinserción del condenado. Es decir, que los presos de otras nacionalidades sean enviados a su país de origen y que los reclusos de nacionalidad española condenados en otros Estados, en este caso Francia, cumplan su pena en España.

La modificación legal, que estará lista antes de que acabe el año, afectará automáticamente a 56 de los 96 presos de la organización armada que en la actualidad están recluidos en suelo galo. Se trata de aquéllos con condenas firmes y sin causas pendientes en Francia.

Otros 34 internos deberían esperar todavía a que se completen los sumarios judiciales que permanecen abiertos en París por diferentes causas. Mientras no se cierren esos expedientes y sus condenas sean firmes deberán proseguir en prisiones francesas. Se trata, entre otros, de Mikel Karrera, 'Ata', Iurgi Mendinueta, Zigor Garro e Itziar Plaza. Al margen de todo este movimiento quedarían otros 6 reclusos de la organización armada, a los que no les afectará la novedad legislativa al tratarse de ciudadanos con nacionalidad francesa. Hay otro recluso, Andoni Zengotitabengoa, en Portugal.

Hasta ahora, los presos de ETA sólo eran trasladados de manera definitiva cuando terminaban de cumplir sus condenas en los respectivos países y llegaban a España para cumplir condena por otras causas. También se producían entregas temporales durante un periodo de tiempo concreto para realizar trámites judiciales, principalmente para ser juzgados, pero luego eran devueltos al país que los había entregado.

Sin embargo, la nueva norma regula que una resolución condenatoria sea ejecutada en otro Estado mediante la relación directa entre los órganos jurisdiccionales de ambos países, y sin necesidad de que tomen parte los gobiernos. En la ley se prevé que intervengan la Fiscalía, el juez central de lo Penal y el de Vigilancia Penitenciaria para revisar y autorizar cada expediente.

Negativa a ser trasladados

A la espera de ver cómo se desarrollar este proceso, algunos presos de ETA recluidos en cárceles francesas habrían transmitido a sus familiares y a sus abogados que prefieren seguir cumpliendo condena en el país galo en lugar de ser trasladados a cárceles españolas, según fuentes de la lucha antiterrorista citadas por la agencia Europa Press.

Fuentes del Ministerio del Interior explicaron que es necesario esperar a que finalice la tramitación de la ley y sea publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) para preguntar a Francia y que el país galo comunique el número exacto de los presos que se podrían ver afectados por esta medida. En cualquier caso, estas fuentes consultadas hacen especial hincapié en que en ningún caso sería un traslado automático o en bloque y que la política penitenciaria del Gobierno no ha cambiado; es decir, que el hecho de que pudiesen ser trasladados no quiere decir que fuesen acercados al País Vasco. En este sentido, el Gobierno del PP sigue defendiendo la dispersión de presos, también para el grupo de afectados por la medida aprobada ayer. Su traslado desde Francia no implica que se les ubique en cárceles cercanas a Euskadi, insisten las fuentes gubernamentales.

Durante el debate parlamentario que tuvo lugar ayer en el pleno del Congreso, el diputado de Amaiur Iker Urbina, a su vez abogado de presos de ETA, aprovechó para exigir al Gobierno central que ponga fin a la política de dispersión de los «presos y presas vascas», sin citar a la banda. A su juicio, la decisión europea que se adapta al ordenamiento jurídico español dice que los presos «deben cumplir pena en el lugar de arraigo». «Tiene el Gobierno la oportunidad por medio de este proyecto de Ley y del resto de pronunciamientos de poner fin a la política de dispersión. De lo contrario nos encontraríamos ante la confirmación de que el Gobierno, en lo que se refiere a la política penitenciaria sobre presos y presas vascas, se mueve por un impulso vindicativo», argumentó. Por su parte, el portavoz del PNV, Emilio Olabarria, denunció las «disfunciones» en el Derecho Penal español, «que establece en relación a determinados tipos de delitos penas más altas y diferentes tipos de cumplimiento más riguroso». Deseó así que el nuevo marco europeo corrija esta situación.

Presos fuera de España. La modificación legal, que estará lista antes de que acabe el año, afectará automáticamente a 56 de los 96 en Francia. Hay otro recluso, Andoni Zengotitabengoa, en Portugal. Serían trasladados, entre otros, 'An-tza', 'Anboto', 'Mobutu' o 'Nagi'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos