Rajoy define los casos de corrupción como «unas pocas cosas» que no representan a España

Mariano Rajoy. /
Mariano Rajoy.

El presidente del Gobierno asegura que el Ejecutivo está tomando decisiones mientras la justicia actúa

NURIA VEGAMURCIA

El presidente del Gobierno ha pasado de puntillas por los casos de supuesta corrupción que afectan al PP. Admite Mariano Rajoy que se han producido algunas situaciones que "no nos gustan", pero asegura que el Ejecutivo está tomando decisiones mientras la justicia actúa. "Unas pocas cosas no son 46 millones de españoles ni el conjunto del país; eso no lo voy a aceptar nunca", ha zanjado.

noticias relacionadas

En la clausura de la 22 Unión Intermunicipal del PP, Rajoy ha pedido a los alcaldes y dirigentes del partido que hablen bien de España. "Del Gobierno, no, pero sí del país", ha bromeado. Y frente a las autos judiciales que se han ido conociendo esta semana, ha exhibido los logros en materia económica.

"El cambio ha comenzado a producirse". El presidente ha sido tajante al afirmar que "nadie" puede negar que la tendencia ha variado y que España está hoy "a la cabeza de Europa en el crecimiento económico y la creación de empleo". Especialmente satisfecho se ha mostrado de que, según el BCE, la banca española haya superado los test de estrés. A su entender esto demuestra que el sistema financiero está "estupendamente".

Ahora el reto que queda por delante no es sólo el económico. Ante el planteamiento de Artur Mas de celebrar una "consulta alternativa" el próximo 9 de noviembre, el jefe del Ejecutivo ha insistido en que "se va a cumplir la ley". Desconoce Mariano Rajoy lo que se pretende hacer, pero considera que lo que se va concretando para esa fecha en Cataluña es "profundamente antidemocrático" y denuncia que la Generalitat, "en un acto mezquino", trate de trasladar a los funcionarios públicos la responsabilidad de una situación que "no tienen que soportar".