Fernández Díaz eleva a 51 los españoles que combaten como yihadistas

Berdnard Cazeneuve y Jorge Fernández Díaz./
Berdnard Cazeneuve y Jorge Fernández Díaz.

El responsable de Interior y su homólogo galo, Bernard Cazeneuve, se han reunido en la sede de la Delegación del Gobierno en Cataluña para tratar sobre la amenaza del terrorismo yihadista y la inmigración irregular en el Mediterráneo

AGENCIAS BARCELONA

El ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, ha informado hoy de que 51 españoles se encuentran combatiendo actualmente en Iraq y Siria, de los que tres han sido detenidos a su regreso a España. Fernández Díaz se ha reunido hoy en la capital catalana con su homólogo francés, Bernard Cazeneuve, para tratar sobre la amenaza del terrorismo yihadista y la inmigración irregular en el Mediterráneo.

El titular de Interior ha anunciado que el Gobierno aprobará una estrategia contra la violencia yihadista que incluye lo que ha denominado como "el adiestramiento pasivo" del futuro terrorista, en referencia a aquellos individuos que en internet aprenden técnicas terroristas que luego tienen la intención de aplicar. Fernández Díaz ha aclarado que este adiestramiento terrorista deberá estar "debidamente acreditado por la investigación policial y judicial". Esta estrategia contra la violencia yihadista contempla otras series de medidas contra lo que ha denominado como "la radicalización violenta". Sobre el nivel de amenaza terrorista que hay en estos momentos en España, Fernández Díaz ha dicho que es del nivel 2 y que no se ha modificado. Este nivel es "alto", ha puntualizado, pero similar al que se registra entre los países de la UE.

Por su parte, Bernard Cazeneuve no ha facilitado cifras sobre cuántos franceses combaten con grupos yihadistas, pero ha indicado que los países europeos deben evitar "la salida hacia un camino sin retorno, porque los que se unen al yihadismo "o mueren o representan una amenaza cuando regresan con nosotros". Fernández Díaz y Cazeneuve han coincidido en que ni España ni Francia como el conjunto de la UE pueden "aceptar la barbarie" de las decapitaciones, en referencia a los vídeos difundidos por internet por yihadistas del Estado Islámico.

Elemento de presión

El ministro francés se ha referido al terrorismo yihadista como un nuevo elemento de presión para la inmigración irregular al actuar "en el desplazamiento de poblaciones que se ven amenazadas" en países como Siria e Iraq. Bernard Cazeneuve ha querido desligar la inmigración irregular de la situación de aquellas personas que piden asilo en Europa y que se encuentran "en una situación desesperada", a las que se debe atender por los valores europeos y de la UE.

Ambos ministros han propuesto la creación de un coordinador contra la inmigración irregular, un cargo similar al de coordinador de la lucha antiterrorista que ya existe entre España y Francia. Cazeneuve y Fernández Díaz han puesto especial énfasis en la lucha contra la inmigración irregular por vía marítima, para lo que se organizará una nueva operación de vigilancia de las costas en el Mediterráneo. España y Francia también han acordado reforzar la cooperación entre la UE y terceros países en lo referente a la vigilancia de fronteras.