Tenerife, destino de lujo

Tenerife, destino de lujo

Si lo que buscas para tus vacaciones es un lugar paradisiaco, con una amplia oferta gastronómica, una estancia relajada y pensada para tu disfrute conocemos el hotel que estás buscando

A. MORALES

Sol, arena, aguas cristalinas, el Teide, el acantilado de Los Gigantes, la amabilidad de la su gente... Y sin embargo, Tenerife es mucho más que eso. Es más que relax y olvidarse de la prisa diaria, es también la oportunidad de descubrir un cielo maravilloso, una fauna y flora única, es el sabor de sus frutas, sus colores, las plantaciones de plátano y sí, obviamente, la temperatura de su mar.

Tenerife se forjó en el fuego, una erupción volcánica tras otra lo empujó hacia arriba desde el Atlántico. La lava ha corrido por las laderas de la isla durante milenios, depositando suelo fértil y forjando valles y picos. Aquí las playas son negras y la tierra tiene todos los matices de marrón desde el canela hasta el pimentón, desde el azafrán hasta el comino.

Sus paisajes quitan el aliento, su oferta gastronómica rica en sabores, texturas y sabores te maravilla, parece que en esta isla Canaria la vida va a otro ritmo, uno en el que la aventura, las sonrisas y la tranquilidad son parte fundamental de su esencia.

Allí en medio de ese oasis entre las playas del Duque y La Caleta, en Costa Adeje, existe un sitio en el que te puedes perder entre sus jardines tropicales, desconectar en su spa de 2.500 m2, tomar el sol en una de sus cinco piscinas o simplemente ver el atardecer en su maravillosa terraza. El hotel de cinco estrellas Vincci La Plantación del Sur, ofrece esto y mucho más a sus huéspedes «que más que huéspedes son familia», asegura Lesmes Nachón Suárez, General Manager del hotel. Y es que hay parejas tan fieles a este resort que pueden llegar a visitarlo hasta cuatro veces al año.

El alojamiento debe su nombre a su pasado. Durante mucho tiempo fue una finca platanera. Se llamaba La Plantación del Sur y en honor a ese pasado tan tradicional el hotel ha decidido mantener viva la esencia del lugar. Con un estilo canario colonial y rodeado de jardines tropicales, en lo que obviamente hay más de una planta de plátano, Vincci permite conectar con su entorno sin salir del propio complejo gracias a su arquitectura y su gastronomía, entre otras cosas. «Su diseño arquitectónico basado en la tradición colonial de la isla de Tenerife proporciona esa visión más tradicional pero con la sofisticación de un hotel de cinco estrellas», aseguran desde Vincci.

Cuenta con 143 habitaciones y 43 exclusivas villas, unas con jardín y otras con solárium, pero todas con jacuzzi privado. El hotel ofrece todo tipo de comodidades y servicios para hacer de cada estancia, un momento único. Sus habitaciones y villas se sitúan alrededor de los jardines y piscinas del hotel con una espectacular vista panorámica al mar. Todas sus estancias están equipadas con baño completo, climatización independiente, mini-bar, conexión a internet, hilo musical, caja fuerte, y set de productos de bienvenida.

Todo lujo de detalles

Si hay algo que es elemental para unas vacaciones de lujo es tener un baño de lujo. Y es que no es lo mismo tener una ducha, que tener una con hidromasaje, pero además una bañera lo suficientemente cómoda como para olvidarte de todo. Y es que ningún detalle está por estar. La cadena ha pensado en todas tus necesidades y no se ha olvidado de que la crema corporal, el champú, acondicionador y colonia son cosas elementales, así que dan un paso más al ofrecerte una cesta con estos productos firmados por Loewe. Sin duda alguna, un baño puede cambiar tu experiencia en un hotel. Pero si además tienes un vestidor lo suficientemente grande como para acoger tus prendas para un mes ya lo tienes todo.

Servicios

Quizá uno de los sitios más místicos del hotel sea el Nammu Áreas Spa. Y es que te invitamos a imaginarte el siguiente escenario: traje de baño, una piscina exterior con hidromasajes y cuellos de cisne y tres circuitos termales. Tú disfrutando sin prisa alguna de los masajes del agua, limpiando tu cuerpo y ¿por qué no tu alma? en una sauna. Experimenta el calor y el frío en cuestión de segundos y deja que tu cuerpo descubra sensaciones que nunca había sentido. Y como guindilla final termina tu experiencia con una mascarilla facial de plátano.

Oferta gastronómica

Cuenta con cuatro restaurantes, además del Golden bar y dek Sunset Lounge Terrace, en el que se puede disfrutar de los mejores cócteles con vistas al mar durante el atardecer.

La carta de su restaurante El Colonial inspirada en el intercambio de alimentos producido por el comercio en la época colonial y las expediciones europeas hacia América, África y Asia. Una propuesta rica en sabores llegados de todas partes del mundo.

En El Mercado Night & Grill, la protagonista absoluta es la carne a la brasa elaborada en horno con carbón vegetal.

Pool&Snack Jaima es el lugar perfecto para tomar algo mientras disfrutas de las piscinas del hotel.

Y también han pensado en sus clientes intolerantes, alérgicos, vegetarianos y veganos. Su oferta incluye una variedad de exquisitos platos pensados para que el disfrute de sus comensales sea total.