Este contenido es exclusivo para suscriptores

Suscríbete por 4,95€ al mes y disfruta de todos los contenidos de El Diario Vasco

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidos exclusivosLectura más amable y sin interrupcionesNueva app solo para suscriptoresNewsletters personalizadasClub DV, ventajas comerciales, sorteos y actividades

Urkiola: un paseo junto a la morada de Mari

Los montañeros trepan por las laderas del Urkiolamendi/PEDRO GUTIÉRREZ AMIEVA
Los montañeros trepan por las laderas del Urkiolamendi / PEDRO GUTIÉRREZ AMIEVA

Caminata hasta la ermita de Santa Bárbara flanqueando la mole del Anboto, un recorrido plagado de mitos, cuentos y mucha historia

IÑIGO MUÑOYERRO

El santuario de los Santos Antonios Abad y de Padua se enclava en el corazón del Parque Natural de Urkiola y es uno de los más venerados del País Vasco, también de los más antiguos. Paraje natural y mágico, cristianizado muy temprano, es ideal tanto para largos paseos por senderos bien balizados como para jugarse el tipo en las laderas del Anboto, la morada de Mari, la diosa madre de la mitología pagana vasca. En Urkiola hay de todo: viejos hayedos y espesos pinares, antiguas posadas de peregrinos y arrieros, albergues y buena gastronomía.

 

Fotos