Este contenido es exclusivo para suscriptores

Suscríbete por 4,95€ al mes y disfruta de todos los contenidos de El Diario Vasco

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidos exclusivosLectura más amable y sin interrupcionesNueva app solo para suscriptoresNewsletters personalizadasClub DV, ventajas comerciales, sorteos y actividades

Simplemente bello

Sus 809 metros de altitud la convierten en la cima más baja de Aiako Harria pero las vistas que ofrece hacen que merezca la pena una visita

Un mendizale, después de una carrera hasta Irumugarrieta, descansa ante una preciosa estampa en la que se puede ver Irun, Hondarria, Hendaia... /
Un mendizale, después de una carrera hasta Irumugarrieta, descansa ante una preciosa estampa en la que se puede ver Irun, Hondarria, Hendaia...
Eli Belauntzaran
ELI BELAUNTZARAN

La gran mole de piedra vigila cada uno de los movimientos que se producen en Oarsoaldea, pero también vigila a los vecinos de Bortziriak y del otro lado de la muga. Aiako Harria no repara en límites geográficos, el gran gigante granítico marca él mismo los espacios y su poder le permite destacar desde la Landas, hasta Larrunarri, Jaizkibel, Aratz, Ttutture, Erlo, Hernio, Mendaur... La peculiar figura del único macizo granítico de Euskadi es inconfundible desde la mayoría de las cumbres vascas.

 

Fotos