Aratz: Entre blancas y dulces nubes de algodón

Buzón situado en la cima de Aratz, que nos ofrece una magnífica imagen de Aizkorri al fondo, sobre una densa nube/Mikel Garmendia
Buzón situado en la cima de Aratz, que nos ofrece una magnífica imagen de Aizkorri al fondo, sobre una densa nube / Mikel Garmendia

Aratz (1.445 m.) se muestra señorial ante sus aliados de la sierra de Aizkorri, que permanecen a la expectativa ante la llegada de sus visitantes

Eli Belauntzaran
ELI BELAUNTZARAN

Un grueso manto cubría el cielo que impedía ver Aratz mientras atravesábamos los hayedos de Otsaurte. Pero todo sacrificio tiene su recompensa y una vez más, la naturaleza nos demostró que es muy generosa y mientras ascendíamos, disfrutábamos de la paleta de colores otoñales que se imponían en las todavía abundantes hojas de hayedos y especies. Una vez logrado nuestro objetivo, nuestra teoría se confirmó y con creces, ya que nuestra recompensa de poder disfrutar de la gran mole del Aizkorri sobre un impoluto mar de algodón no tiene precio. Increíble la sensación de amplitud e impactante la belleza de una imagen en la que destacaba el contraste de un cielo azul precioso, con el gris de la piedra que predomina en la sierra que limita entre Gipuzkoa y Álava, frente al blanco de las nubes que cubría la zona de Goierri y parte de la llanada alavesa, y nos impedía ver las praderas de Urbia con sus últimos rebaños pastando plácidamente.

Aratz, con sus 1.445 metros de altitud, destaca ante sus duros adversarios en popularidad, Aizkorri (1.523 m.), que goza de fama internacional entre los mendizales y los corredores de montaña, y Aketegi (1.551 m.), que permanece a la sombra de la anterior a pesar de ser la cima más elevada del macizo y de Gipuzkoa. Cabe destacar que Aratz es la montaña más alta de Altzania y la segunda cima más alta de Álava, siguiendo a la también popular cumbre del Gorbeia (1.482 metros).

Cifras que dan mucho de qué hablar o al menos, conversación cuando uno las visita pero que no dejan de ser eso, cifras ya que cada una de ellas envuelven con su belleza a quienes las visitan una y otra vez. La piedra de calizas arrecifales, hace que Aratz destaque entre los montes de Altzania. Desde esta semana se cubre de las primeras nieves que durante siglos llenaban las famosas neveras o elurzuloak que se encuentran en la zona. Se trata de unas grandes oquedades de 80 metros de profundidad y escasos metros de anchura donde la nieve invernal puede penetrar y se conserva durante todo el año

.Con el nombre de montes de Altzania se conocen los montes que se sitúan entre los macizos de Aizkorri y Aralar, que se encuentran en tierras de Gipuzkoa, Álava y Navarra, conocido con el nombre de Parzonería de Altzania. Los montes de Altzania, y en particular su culminación, Aratz ( 1.443 m.), hacen contacto con la sierra de Aizkorri en el mítico y legendario paso de San Adrián ( 1.008 m.). Este lugar, donde la peña horadada comunica los valles guipuzcoanos con la llanada alavesa, ha sido recorrido en todos los tiempos por peregrinos, arrieros y tropas. El túnel de San Adrián es una cueva natural que ha sido horadada por el hombre para construir un túnel que facilita el paso de personas y mercancías a través de las inhóspitas montañas de Aratz y Aizkorri. También existe una calzada que tiene su origen en el medioevo. En el interior del túnel se encuentra la ermita de San Adrián. Sin embargo, este lugar ya fue de interés miles de años antes, como se comprueba al examinar los yacimientos arqueológicos cercanos.

Algunos de los espectaculares parajes de la z / M. Garmendia

Desde Otzaurte

La Benta de Otzaurte es un buen punto de partida para conocer Aratz y el interesante trayecto que nos adentra por hayedos o nos acerca al túnel de San Adrián y su calzada. Solo deberemos seguir las marcas blancas y amarillas que nos llevarán hasta nuestro objetivo. Al comienzo deberemos seguir la pista cementada entre el hayedo, hasta llegar al collado Beunda ( 832 m.). Por la derecha se rodea el monte Añabaso (964 m.), ya en la vertiente del barranco de Altzania. Seguiremos el camino, que se ve ya claramente como calzada y sube al túnel de San Adrián, el cual cruzamos para aparecer en los rasos de Lizarrate (1.008 m.). Seguimos la calzada un poco más, encontrando a la derecha la senda que sube a Aizkorri ( 1.524 m.). A la izquierda sale el camino de Aratz (1.443 m.), junto a un manantial. Este asciende por el bosque y cruza el tendido de alta tensión. Al final sale a terreno despejado uniéndose a la ruta de Araia junto al Malmokera (1.301 m ), encima de Azkosaroi (1.108 m.). Desde Beunda (832 m.) también se puede tomar el camino que nos acercará hasta el collado Allarte (1.142 m.). Desde este collado, por la derecha llegaremos hasta Imeleku (1.319 m.). Tras un breve descenso al collado Aratzarte (1.270 m.), tomamos el sendero hacia Azkosaroi (balizado como GR), para abandonarlo por la derecha a los pocos minutos, ganando altura por pedreras y derrubios hasta la cima de Aratz.

Cabe destacar que en la zona de Aratz-Aizkorri se encuentra la estación de Trail de Euskal Herria. La Estación de Trail de Euskal Herria está formada por 15 trazados a lo largo de los Parques Naturales de Aizkorri-Aratz y Aralar y está integrada en la red internacional 'Station de Trail'. Tiene 2 entradas o puntos de acogida, en las localidades de Abaltzisketa y Zegama; desde la localidad de Abaltzisketa se accede al Parque Natural de Aralar, mientras que desde Zegama se accede al Parque Natural de Aizkorri-Aratz. Los recorridos se extienden a lo largo de los dos Parques Naturales y las dos entradas están unidas por un recorrido de 35 kilómetros.

Datos

Zegama
Para acceder a Zegama hay que seguir la N-1 hasta la salida 416 desde donde deberemos acceder a Zegama siguiendo la GI-2637. La benta de Otzaurte está en el km 17.
Tiempo
Desde el puerto de Otzaurte unas dos horas y media
Dónde comer
Restaurante Otzaurteko Benta. Muy recomendable. Número de teléfono: 943801293

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos