Redescubriendo Pagoeta

Redescubriendo Pagoeta

Los responsables del parque organizan un paseo otoñal para dar a conocer cómo se realizó su repoblación

IRAITZ VÁZQUEZ

El amarillo, el naranja y el ocre, en las más variadas tonalidades, van vistiendo ya nuestros bosques. Con la llegada del otoño, nuestro paisaje ofrece estampas increíbles -aunque el caluroso arranque otoñal de este año lo haya retrasado en algunos casos-, que invitan a perderse entre árboles, especialmente a todo el que ama la montaña, y a disfrutar con los diferentes ecosistemas que nos rodean. Por este motivo, la fundación de la red de parketxes, Parketxe Sarea, ha organizado dos jornadas de visitas guiadas para los próximos fines de semana, los días 15 y 23, en las que demostrarán lo que uno se puede encontrar paseando por un entorno de gran belleza como es el Parque Natural de Pagoeta, situado en Aia.

excursiones

15 DE NOVIEMBRE'Reflejos otoñales, sumérgete en los colores'. Un recorrido por el jardín del parketxe de Iturrarán con el guía especializado Paco Garín. Precio para adultos, cinco euros. El recorrido se realizará en castellano. El paseo comenzará a las once de la mañana y concluirá a las 13:30. Es un modo divertido de conocer la botánica desde cerca, acompañado de un especialista.

23 DE NOVIEMBRE'Bosques creados desde la repoblación'. El recorrido comenzará a las diez de la mañana desde el Parketxe de Iturraran, para dirigirse al punto de salida y concluirá a las 13.30 horas. Será un recorrido circular para conocer las diferentes especies de árboles que han sido plantados por el ser humano. El precio es de cinco euros para los adultos y de tres para los niños. Será guiado por Iñaki Azanza, responsable de la gestión de Pagoeta.

Para muchos será una forma de redescubrirlo y de entender por qué es como es. Porque, en contra de lo que a menudo creemos, muchos de los bosques que conocemos han sido creados por la influencia del ser humano, son fruto de la repoblación a la que han sido sometidos. Los paisajes actuales no siempre han sido así.

Éste es el caso de la ladera norte del parque natural de Pagoeta, llamado Laurgain, un lugar lleno de bosques. Su historia es muy rica, pero sobre todo es rica por la diversidad de ecosistemas que se pueden descubrir en menos de 500 hectáreas de monte, donde se pueden encontrar diferentes variedades de árboles frondosos y coníferos, que conviven en gran armonía en la mayor parte del parque natural.

El 15 de noviembre, Paco Garín realizará un recorrido sencillo por el Jardín Botánico del Parketxe de Iturraran, bajo el título 'Reflejos otoñales. Sumérgete en los colores' -porque aunque en Pagoeta todavía predomina el verde esperan que a medida que avance noviembre vayan apareciendo los rojos y naranjas-. Y el domingo 23, Iñaki Azanza, responsable de la gestión del Parke Natural de Pagoeta, realizará una pequeña excursión de tres horas en la que se atravesarán varios bosques de repoblación en un recorrido circular. «El objetivo es acercar la historia de este monte a la gente y que sepa de dónde viene el bosque que no siempre ha estado ahí este paisaje, sino que ha sido creado por la labor del ser humano», explica Azanza.

En este recorrido se pueden ver los diferentes árboles que han sido plantados desde 1956. Bosques espectaculares donde se puede localizar, por ejemplo, el abeto Douglas, una especie canadiense, y alguna zona que está cubierta de alerce de Japón. Pero uno de los lugares más singulares que se podrán visitar será la zona poblada por el ciprés de Lawson, donde la luz es casi imperceptible entre los árboles y la vegetación que se encuentra durante el resto del recorrido, como el helecho, brilla por su ausencia.

Pero lo más fascinante del recorrido para Azanza es la cantidad de tejos que se pueden encontrar durante el paseo y sus diferentes tamaños. «Creo que a nivel estatal es el lugar donde más plantas de esta especie podemos encontrar, se han adaptado al lugar de manera espectacular», explica.

El responsable del parque señala que la semilla para que este tipo de árbol haya podido crecer en Pagoeta ha tenido que ser trasladada por aire por alguna ave y mediante sus excrementos se haya caído al suelo. Pero para ello, ha sido fundamental el ecosistema que surge entre los árboles que fueron replantados.

Este recorrido «es una manera de acercarnos a conocer una serie de especies que igual el particular no conoce. A lo mejor se sabe que en este lugar se pueden encontrar hayas y pinos radiata, pero hay muchas especies que pueblan nuestros montes y la gente lo desconoce».

500 hectáreas

Pero, ¿de dónde vienen todos estos ejemplares que no son autóctonos? Azanza nos explica que en el año 1956 la Diputación de Gipuzkoa compró las 500 hectáreas de terreno de Laurgain. En ese momento, la mayor parte de la superficie estaba desarbolada. Había pequeños bosquetes de haya trasmocha y de roble trasmocho. Era un arbolado que había sido aprovechado por la gente que vivía en Aia por la necesidad que tenían de sacar leña para hacer frente al duro invierno.

Tras la gran helada de 1956, la Diputación, siguiendo con su plan de repoblación, cortó los pinos radiata, dañados por las bajas temperaturas, y comenzó a repoblar la zona con diferentes especies de árboles. Pero para aquellos años los responsables de la Diputación tenían una mirada vanguardista, y comenzaron a plantar bosques mixtos y en algunas zonas se utilizaron especies de coníferas (ciprés de Lawson, abeto de Douglas) y frondosas (hayas y robles), a pocos metros de distancia, para que la frondosa pudiera crecer. Esta decisión de hace 60 años ha creado un ecosistema único.

Diversas aves

Estos árboles, sobre todo los que se quedan secos, se convierten en un hábitat inmejorable para muchas aves. Son numerosos los pájaros carpinteros que habitan en estos bosques y se alimentan de lo que ellos pueden dar. Un nuevo ejemplo de la gran diversidad de este lugar. Precisamente, en contra de lo que se podía pensar, los responsables forestales están dejando que estos árboles muertos se queden donde están, no los retiran, para que los mamíferos y aves puedan aprovecharse de ellos y sigan el ciclo de la vida.

 

Fotos

Vídeos