Las mejores playas para una escapada de fin de semana

Las mejores playas para una escapada de fin de semana

Si no puedes esperar a las vacaciones de verano para disfrutar de la playa, lo mejor será que empieces a organizar tus fines de semana de junio para hacer las primeras escapadas de la temporada

Pasados la Semana Santa y el Puente de Mayo, y con las vacaciones de verano en un futuro próximo, pero más lejano de lo que nos gustaría, toca sacar el calendario y organizar los fines de semana de la primavera para hacer las primeras escapadas a la playa y sobrellevar mejor la espera del merecido descanso estival.

Lanzarote, la isla de los mil colores

¿Quién quiere irse al Caribe, teniendo las Islas Canarias a poco más de dos horas de vuelo desde la Península? Y entre todas ellas, Lanzarote es ese punto de equilibrio perfecto en el que se puede descubrir sin prisas y con la brisa acariciándote el pelo la extraña y maravillosa belleza de sus desiertos volcánicos, sus playas paradisiacas, sus pueblos marineros con sabor sal y mojo y los caprichos que la madre naturaleza quiso regalar a la isla.

Oliva, el Levante virgen

Su clima templado mediterráneo, con inviernos suaves y veranos cálidos y secos, la tranquilidad de sus calles y la belleza de sus playas hacen de Oliva, en Valencia, un lugar perfecto para unas vacaciones de desconexión en la Costa Blanca. Desde familias con niños y con muchas ganas de playa, pasando por parejas a la caza de nuevos destinos, hasta jugadores de golf, Oliva es un lugar perfecto para el descanso.

Soorts-Hossegor, ¿Francia o California?

En el corazón de Las Landas, a pocos kilómetros de villas tan históricas y bellas como San Juan de Luz, Hendaya, Biarritz o Bayona (que merecen una escapada, desde luego) encontramos el pequeño pueblo de Soorts-Hossegor, un rincón que parece sacado del Big Sur californiano y que desmboca en una playa kilométrica donde disfrutan de las olas durante casi todo el año los amantes del surf. Sus atardeceres son mágicos, así que no te olvides de disfrutar de uno de ellos desde la arena, aunque tengas que estar con una chaqueta, merecerá la pena...

Algarve portugués, el Atlántico templado

Nuestros vecinos portugueses tienen un tesoro en su costa sur que puede presumir de tener unas playas tan salvajes y bonitas como las de Galicia, pero con las temperaturas cálidas de Andalucía. El Algarve no solo son arena y mar, son maravillosos atardeceres, bosques atlánticos y pintorescos pueblos que mantienen intacta la esencia marinera de otras décadas.