Trekking urbanita

Láminas de oro de 23 kilates recubren la cúpula de la Massachusetts State House en el inicio del recorrido del Freedom Trail en Boston. Fotos: Juan Manuel Sotillos/
Láminas de oro de 23 kilates recubren la cúpula de la Massachusetts State House en el inicio del recorrido del Freedom Trail en Boston. Fotos: Juan Manuel Sotillos

El Freedom trail -la ruta de la Libertad- es un recorrido de 4 kilómetros que hay que hacer cuando se visita esta magnífica ciudad en el noreste de EE UU para conocerla mejor

JUAN MANUEL SOTILLOS

Y a hablamos de la ciudad de Boston en otro de nuestros viajes. El titular de esta semana puede llevar a engaños, porque siempre lo de trekking, al menos a mí me pasa, lo asociamos a un itinerario por montaña, por la naturaleza, etc. Pero en este caso, el trekking, el recorrido lo vamos a hacer en plena urbe y nada más y nada menos que en una metrópoli americana, Boston. Nos daremos una vuelta por esta bonita ciudad, comenzando, cómo no, por uno de sus más emblemáticos recorridos, que consiste en un trekking urbanita total por el centro aunque, insisto, quizás suene demasiado pretencioso hablar de un trek ciudadano.

Nos cogemos la mochilita con algún picoteo, el agua y poco más, y la máquina de fotos para disfrutar de este trekking urbanita cuando menos curioso, cultural, histórico y mágico. Vamos a patear Boston a través de su Freedom trail, la ruta, o como la llaman ellos, la senda de la libertad, donde el caminante explorará la Boston más histórica y el origen de los EEUU.

Ladrillo rojo

¿Cuánto le puede llevar hacer esos cuatro kilómetros de recorrido? Dependerá de lo que se detenga en cada una de sus 16 paradas obligadas, al margen de detenerse en otros lugares (tiendas, restaurantes). En cualquier caso, no hay que agobiarse, se puede hacer en más de un día para disfrutar de cada una de esas paradas en diferentes ámbitos, empezando por el histórico y cultural. Cada lugar ofrece una historia que a veces es bonito conocer. Para seguir el Freedom trail hay que fijarse en la ruta, perfectamente marcada en el suelo con ladrillo rojo y que cubre la mayoría del itinerario.

El Black Heritage Trail

Le llaman el Black Heritage Trail y es otro recorrido, también histórico, que se puede hacer en Boston. Es más corto, de 2,5 kilómetros, pero no menos apetecible. Se trata de explorar en este corto itinerario la historia del movimiento abolicionista y el asentamiento afroamericano en los siglos XIX y XX. Recorre las calles de Beacon Hill, donde comenzaron a asentarse las mujeres y hombres de raza negra. Se puede comenzar igualmente en el Boston Common en el Robert Gould Shaw 54th Massachusetts Regiment Memorial para ir adentrándose en las calles que irán subiendo por Beacon Hill e ir viendo los diferentes lugares históricos, hasta culminar el recorrido para ver la Abiel Smith School, la primera escuela nacional para negros, visitando igualmente el Museum of African American History y concluir en la African Meeting House.

Empezaremos el histórico camino en Boston Common, el parque más antiguo de los Estados Unidos inaugurado en 1634, utilizado antaño de pasto para las vacas, campamento de soldados británicos en tiempos de la Guerra de la Independencia, siendo utilizado como lugar de ejecuciones públicas. Ahora es un magnífico parque de ocio y esparcimiento de los bostonianos. Pero antes hay que pasar por la imponente Massachusetts State House, sede del Parlamento. Un emblemático edificio construido entre 1795 y 1798, con una espectacular cúpula de cobre que brilla con el sol debido a su recubrimiento con láminas de oro de 23 kilates. Este edificio inspiró la construcción de diversos capitolios que se extienden por los Estados Unidos, incluido el más famoso de Washington.

El edificio más alto

La tercera parada será la iglesia de Park Street, que data de 1809. El edificio, levantado donde se encontraba el granero del próximo cementerio, fue sufragado en parte por los fieles de la Religious Improvementet Society que reunieron 100.000 dólares. Siempre involucrada con temas sociales, la iglesia se hizo muy famosa en 1829 por el discurso del periodista William Lloyd Garrison, que hizo su primera gran declaración pública en contra de la esclavitud. Esta iglesia en la actualidad ofrece clases de inglés gratis para estudiantes e inmigrantes. Como curiosidad cabe comentar que este edificio, con su torre campanario de 66 metros, fue el edificio más alto de los Estados Unidos, hegemonía que perdió en 1846, arrebatándole el récord la Trinity Church de Nueva York.

En los mismos terrenos donde se construyó esta iglesia de Park Street se encuentra la siguiente parada, el cementerio de Granary, cuyo nombre se debe al antiguo granero contiguo donde se construyó la iglesia de Park Street. Es de 1660 y visitarlo es volver la vista atrás en la historia de Boston.

Jacobo II de Inglaterra ordenó la construcción en 1688 sobre los terrenos del cementerio más antiguo de Boston de la Kings Chapel, que será la quinta parada de este trekking urbano, siendo considerado su interior como uno de los más elegantes de la arquitectura georgiana de EEUU. Está bien darse una vuelta por su cementerio de la Capilla del Rey para observar las lápidas de diferentes primeros colonos como John Winthrop, Hezekiah Usher o la primera mujer que llegó a Nueva Inglaterra, Mary Chilton.

La primera escuela pública latina de Boston alberga una imponente estatua de Benjamin Franklin, y es otra parada obligada en este trek urbanita. Fue en 1635 cuando los colonos puritanos crearon esta escuela que tuvo como alumnos de excepción a Benjamin Franklin, Samuel Adams y John Hancock.

Pasaremos después por la esquina del Old Corner Bookstore, abierta en 1829 como lugar de reunión de intelectuales y literarios, local hoy convertido en un negocio de comida rápida; y el Old South Meetig House, o antigua casa de reuniones del Sur. Fue construida en 1929, convirtiéndose en sede del gobierno de Massachusetts.

En 1765 un grupo de comerciantes protestó allí contra el Acta del Timbre y demás impuestos británicos. También se vivió una gran protesta por las tasas que se cobraban por el té. En diciembre de 1773 se abolió este impuesto. Se puede ver esta peculiar revolución de 5.000 colonos en el Boston Tea Party Ships & Museum.

De ahí nació la actual Boston Tea Party, que se viene celebrando en diferentes tipos de excursión. El Old State House es uno de los edificios más fotografiados, y es que desde el balcón del edificio público más antiguo de Boston que data de 1713, se leyó por primera vez la Declaración de Independencia a los bostonianos en 1776. Fue sede del gobierno colonial británico de 1713 a 1776, donde, una vez conseguida la independencia se albergó la primera cámara legislativa del estado de Massachusetts.

Fuera de la casa, en frente, en el suelo, podremos ver el Site of the Boston Massacre, una gran circunferencia que conmemora la masacre de Boston de 1770, cuando los soldados británicos cargaron a balazos contra la multitud que les hostigaba con piedras y bolas de nieve. Murieron cinco personas.

El restaurante más antiguo de EEUU

Luego pasaremos por Faneuil Hall, lugar histórico, antiguo mercado que data de 1741, que igualmente se puede visitar. Este emblemático sitio albergó muchas manifestaciones revolucionarias y no en vano le llamaron Cuna de la Libertad. Aquí mismo el abogado estadounidense Wendell Phillips, gran defensor del abolicionismo y de la sociedad indígena norteamericana dijo bien claro: «Quienes no toleren el discurso libre, harán mejor en irse a casa. El edificio de ladrillo rojo fue donado a la ciudad por un comerciante, Peter Faneuil en 1742. Otro orador histórico, Samuel Adams, de quién hay una gran estatua frente a la fachada principal, dio un gran paso hacia la independencia sugirindo en 1763 la unión de las colonias británicas americanas con el ánimo de luchar contra el imperio británico. Antes de continuar quizás sea hora de hacer un alto en el camino, aunque sea para verlo. No quiere ser esta una reseña de un restaurante, pero sí hay que destacar el Union Oyster House, el restaurante más antiguo de América, funcionando como tal desde 1826, si bien el edificio que lo alberga fue construido entre 1716 y 1717 todavía sigue en pie.

294 escalones

Tras el descanso continuaremos hacia la casa de Paul Revere, recordado como gran héroe de la Guerra de Secesión por su papel de mensajero en diversas batallas por la independencia; una casa, la más antigua de Boston (1680), que todavía conserva su estructura de madera y a la que se puede entrar. Pasaremos por otra iglesia, la Old North Church, el templo más antiguo de Boston (1723), donde se vivió un importante capítulo de la guerra cuando su sacristán de aquél entonces (1775), Robert Newman, señaló el avance de las tropas británicas con dos lámparas en el campanario, siguiendo instrucciones precisamente de Paul Revere.

Y cruzando el puente del río Charles se llega al Charlestown Navy Yard, otro sitio dentro de los cientos que existen extendidos por todo EEUU del National Park Service, en este caso incluido en el Boston National Historical Park, lugar donde se encuentra, en el muelle número 1 de estos astilleros, el USS Constitution, apodado Old Ironsides desde 1812 al librar una batalla naval soportando los cañonazos del Guerriere de bandera británica.

Terminará nuestro recorrido del Freedom Trail en el gran obelisco de 77 metros de alto erigido en monumento de Bunker Hill. Construido entre 1827 y 1843, se creó una línea de ferrocarril entre la localidad del mismo estado de Massachusetts, Quincy y Boston, para transportar el granito con el que fue construido. Se levantó para conmemorar la batalla del 17 de junio de 1175. Frente a él se encuentra la flamante estatua del que fuera también otro héroe de la batalla, el coronel William Prescott, de quién salió, según los historiadores, su famosa frase: «No disparéis hasta ver el blanco de sus ojos».