Al sur del Támesis: Londres para 'foodies' y 'hipsters'

Mercado de Borough./
Mercado de Borough.

La ribera sur del Támesis es la zona de moda en Londres. Entre el London Brigde y el Tower Bridge se concentran los nuevos lugares de interés de la ciudad, y lo más novedoso en el panorama del diseño y la gastronomía

IGOR GALO

Bermondsey era un barrio de casas de protección oficial al que había pocas razones para ir. Y como suele ocurrir en casi todas las ciudades, estaba ubicado al sur. En este caso en al sur del Támesis, frente a la City y lejos del Parlamento y de los centros turísticos de Londres.

Pero la apertura del Tate Modern, el museo de moda de la ciudad actualmente, en este lado de la orilla empezó a cambiar el panorama. Y la llegada de artistas, creadores y chefs jóvenes con ofertas alternativas y de calidad terminó con convertir el barrio Bermondsey en el lugar "en el que hay que estar" y para los viajeros en el que hay que visitar, sobre todo para aquellos que visitan la capital inglesa por segunda vez.

Maltby Street Market; meca de foodies

Bermondsey, que era un barrio de casas de protección oficial y almacenes abandonados a orillas del río hasta que hace un par de décadas, floreció en la década pasada para convertirse en un barrio de jóvenes diseñadores y restaurantes de moda. El éxito del famoso mercado de Borought junto con el desarrollo de la calle Bermondsey como zona de diseñadores y chefs atrae a cada vez más viajeros.

DATOS DE INTERÉS

Sitios Web http://www.maltby.st/http://boroughmarket.org.uk/http://www.visitbritain.esMirador desde The ShardFashion and Textile MuseumDesign Museum
Cómo llegar Las estaciones de metro London Brigde Station y Borough son las paradas para esta zona de Londres. También es posible parar en las paradas Monument y cruzar el London Bridge o en Tower Hill y cruzar el Tower Bridge. No hay una gran oferta de alojamientos en la zona, aunque la que existe es algo más barata que en las otras zonas turísticas. El Bermondsey Square Hotel ofrece habitaciones dobles de 109 libras y admite perros. La cadena de apartamentos Think ofrece estudios completos en la misma Bermondsey desde 900 libras la semana.

Quizás demasiados, por lo que los londinenses y algunos negocios han comenzado a trasladarse al callejón Maltby y la vecina calle Druid que desde hace un par de años. Es la última meca para los 'foodies' en Londres.

Maltby Street Market, ubicado en unos locales bajo las vías del tren en el barrio de Bermondsey, está a menos de 15 minutos caminando desde la Torre de Londres después de atravesar el London Tower Bridge. Menos gente que en otros mercados, camareros simpáticos y comida de todo el mundo hace de esta visita una experiencia realmente agradable.

Aquí tiene ubicación fija en el local número 41, Tozino una taberna española regentada por un galés y una aragonesa, donde se pueden degustar los mejores jamones de España, algunos de ellos procedentes de la casa paterna de uno de sus propietarios, Chuse Valero de Teruel.

Empezaron con una mesa en el mercado callejero y ahora tienen un local. "Esta zona es más tranquila, más barata y más agradable y nuestra propuesta fue bienvenida", explica Chuso la razón de su instalación aquí. Que también insiste en que los viajeros deben conocer TayShaw, la tienda de a verdura y fruta de 'Tony', regentada por un señor que lleva media siglo en el negocio y que solo ofrece productos de temporada. Está ubicada en la calle Druid, justo al otro lado de las vías de tren.

Quesos suizos, pasteles franceses, tacos mexicanos, jamón serrano, ginebra artesana, especias africanas

Otro de los pioneros en esta zona es la panadería St. John's, obrador artesano que suministra a los mejores chefs de Londres y que desde hace dos años se trasladó al número 72 de Druid, mientras que el local número 103 del mismo lo ocupa Kase Swiss, una quesería suiza que puede volver locos a los amantes del queso y en el 98 Comptoir Gourmet una pastelería francesa con varios locales en Londres. A su lado Jacobs Ladder ofrece carne orgánica de los condados de Sussex y Kent.

Regresando a Maltby, y en frente, por ejemplo, en un puesto de quita y pon están los mexicanos de Tamal.co.uk Oliver Villegas y Fabiola Manza que llevan cuatro meses ofreciendo cocina casera mexicana, lejos del terrible comida tex-mex de las franquicias, a londinenses y primeros viajeros. "Hicimos una solicitud y nos dieron este puesto, es muy sencillo y apoyan a quien tiene iniciativa", dicen esta pareja de mexicanos.

En este callejón se combinan puestos más o menos fijos, lo que hace que evolucione semana a semana. Aquí por ejemplo se puede beber un gin tonics de marca como Little Bird Gin, de producción muy limitada, en una terraza al sol mientras se degusta comida griega de Maltby & Greek (en la imagen), o africana de African Volcano, con su especiados platos sudafricanos. Pero estas son solo alguna de las múltiples propuestas de este encantador callejón.

Sin salir del barrio: el mercado de Borought y The Shard

Sin salir del barrio, ni regresar al "norte de Londres", Berdmonsey ofrece otros muchos atractivos además de Maltby, tanto para los 'foodies' como para los 'hipsters', para pasar el día.

El mercado de Borought, establecido en esta zona desde 1755, además de ser el lugar donde compran los grandes chefs de Londres, se ha convertido en uno de los centros de atracción para los visitantes por la gran cantidad de tiendas, delicatesen y restaurantes que se concentran, especial los sábados y días festivos. Está prohibido ir con mascotas y fumar en el recinto. Aunque a veces la asistencia llega a ser excesiva, un viajero no se puede dejar pasar por aquí que, además, está ubicado al lado de la Southwark Cathedral.

Para presupuestos un poco holgados puede ser interesante comer en el restaurante Roast, en una planta alta del mercado con vistas al mismo. Los fines de semana ofrece un menú de 35 libras con tres platos pero sin bebida. Otra opción interesante cerca del mercado es el bar de ostras Wright Brothers Oyster & Porter House. Para presupuestos más ajustados la oferta es amplísima, con comidas de los cinco continentes para llevar o comer insitu.

Cerca del mercado también se ubica el último rascacielos de la ciudad, The Sharddesde cuya última plata situada a 310 metros se disfruta de una de las mejores vistas de la ciudad aunque con un precio de 25 libras esterlinas. Una app permite localizar y descubrir desde esta altura todo Londres utilizando el móvil y, además, en caso de muy mala visibilidad el recinto se compromete a entregar una nueva entrada para una nueva visita.

Bermondsey: Museos de la Moda y el Diseño

Y ubicado entre los mercados de Maltby y de Borought, se encuentra la calle que da nombre al barrio, Bermondsey donde se alternan restaurantes con tiendas y empresas dedicadas al diseño.

Entre la oferta gastronómica, están algunos de los lugares más in de Londres actualmente como el Zucca London (italiano), Pizarro, del chef español Pizarro que triunfa en Londres, con recintos más british entre ellos el popular Pub Garrison.

En esta mismo calle se encuentra el Fashion and Textile Museum que hasta el mes de mayo ofrece una exposición sobre influencia textil de artistas desde Wharhol a Picasso y otras interesantes piezas textiles. El museo cuenta con cursos temáticos de un día durante los fines de semana.

En esta calle, y sus aledañas, también se ubican tiendas interesantes como Peter Layton London Glassblowing, donde se dan cursos para aprender a soplar vidrio, o la galería White Cube, estrenada en octubre de 2011 y que es una de las galerías mayores de Londres con sus 4.000 metros cuadrados.

Una oferta en torno al diseño que se completa con el London Design Museum, a tan quince minutos caminando, ubicado en la orilla sur del Támesis y con unas vista espectaculares. Hasta el mes de junio tiene una exposición temporal dedicada al diseñador británico Paul Smith.

El sur de Londres, antiguamente olvidado por los turistas, es ahora un must para quien quiera descubrir un Londres no tan victoriano y sí mucho más global y moderno. Aunque como todo en esta ciudad, donde las cosas cambian con rapidez, otros barrios deprimidos, y por lo tanto baratos para los más jóvenes y sus ideas, luchan por hacerse un hueco en el mapa. Siguiente parada, el barrio de Shoreditch en el East London.