Futuroscope invita a jugar con el futuro

Futuroscope acaba de estrenar una exclusiva atracción en 5D que permite 'conducir' un rally junto a Sebastien Loeb

Iluminado, parece una ciudad futurista./J. Goñi
Iluminado, parece una ciudad futurista. / J. Goñi
JUANMA GOÑI

La última atracción de Futuroscope convierte en realidad lo imposible. Gracias a unos cascos de realidad virtual que permiten una inmersión individual de 360 grados y a un simulador de última generación, el visitante siente que realmente está dentro de un coche de rally junto a Sebastian Loeb, y que le acompaña de copiloto en una conducción trepidante por las bellas carreteras de Alsacia.

Se trata de una experiencia ultra realista, que acaba de ser inaugurada en este parque temático situado muy cerca de Poitiers, en Francia, a unas cinco horas en coche desde Donostia, accesible también en un cómodo viaje en tren con transbordo en Burdeos. Un parque que no para de crecer, y que el año pasado llegó a alcanzar su récord de dos millones de visitantes.

El propio Loeb -nueve veces campeón del mundo de rallyes-, colaboró activamente en el diseño de esta atracción de realidad virtual en 5d (3d+efectos+dinámico+gafas VR). En ella, durante una carrera tan corta como intensa, se llegan a sentir los temblores de la carretera gracias a la silla baquet dinámica, donde los movimientos se sincronizan con la acción. Los efectos multisensoriales amplifican el realismo de la experiencia. Los tecnológicos favorecen la interactividad. No falta ni un detalle: ni el humo en los derrapes extremos controlados, ni los momentos de aceleración, maximizados por los efectos de sonido y de viento. Loeb te habla sentado a tu izquierda, lo ves pilotando el coche con maestría, y su conducción corta los campos, las hierbas te rozan las piernas. En las curvas del viñedo de Alsacia, en los baches de las carreteras forestales, el asiento se mueve. Es una experiencia que 'toca' los sentidos. Ponerla en marcha ha supuesto tres años de trabajo y una inversión de 6,5 millones de euros.

Algunos datos

Cómo llegar:
Cinco horas en coche desde Donostia. En tren, Hendaya-Burdeos (2 horas y media) y aquí cambio para Burdeos-Poitiers (1 hora y 15 minutos).
Precio:
45 euros (adulto) y 37 (niños), pero hay muchos descuentos para grupos y familias. El pase 'premium' (20 euros), permite evitar colas en días de gran afluencia. Central de reservas: 902401212, o reservas@futuroscope.fr.

Esta última y moderna atracción es un ejemplo más de la magia de Futuroscope, un parque que no promete montañas rusas trepidantes. No invierte en incentivar la adrenalina, sino en cautivar activando los sentidos del visitante a través de atracciones multimedia de lo más variadas, tecnologías cinematográficas, audiovisuales y robóticas. Todo ello, con el objetivo claro de acercar al visitante el mundo del futuro. «Éste es un parque diferente. Queremos que el visitante viva experiencias y nos gusta que lo haga en familia, el nuestro es un parque muy familiar», cuenta Montse Balaguer, directora de la oficina de Futuroscope en España.

Futuroscope está lleno de edificios arquitectónicamente singulares donde se despliegan y proyectan las diferentes atracciones. El propio diseño del parque también propicia que recorrerlo resulte de lo más agradable. Hay zonas donde el visitante puede descansar tumbado en colchonetas coloristas diseminadas por el césped. Existen varios espacios para juegos infantiles llenos de creatividad. El turista puede comer su propia comida, porque aquí no está prohibido traer alimentos, aunque dentro del parque existen once restaurantes que se alejan del concepto de la 'comida basura' e intentan ofrecer menús atractivos a precios razonables. Hay un hotel dentro del propio recinto, y otros nueve están situados a escasos quince minutos a pie.

Futuroscope ofrece en la actualidad 26 espectáculos y atracciones diferentes. El más valorado es el 'Viaje Extraordinario', que costó 12 millones, y se puso en marcha en 2017. Propone a los visitantes sobrevolar los cinco continentes, en un viaje inspirado en 'La Vuelta al Mundo en 80 días' de Julio Verne. La plataforma se eleva, el visitante se queda con los pies en alto a veinte metros del suelo, y tiene la sensación real de sobrevolar los espejismos del desierto, saltar en caída libre desde un rascacielos de Dubai, o planear por Yellowstone entre globos aerostáticos.

'Baila con los robots' y 'La Vienne Dynamique' son dos clásicos que no pierden protagonismo. El primero lleva al visitante a situarse a siete metros de altura sujeto a los brazos de un robot que se mueve al ritmo de la música disco, mientras que el segundo le transporta a la bella región de Vienne sentado en asientos que se mueven al mismo tiempo que las imágenes. Otras dos atracciones premiadas y muy recomendables son 'La máquina del tiempo' y 'Arthur, la aventura en 4D'. La primera lleva al visitante a recorrer momentos de la historia recreados de forma divertida en un tren lleno de efectos especiales, y la segunda le sumerge en una increíble carrera a contrarreloj, una inmersión total gracias a la proyección en relieve de una película de animación sobre una cúpula Imax de 900 m2.

En el espacio

La pantalla más grande de Europa, llamada Kinemax, se halla dentro del parque. Aquí, gracias a las imágenes que se proyectan sobre ella y a su calidad Imax Laser 4K, el visitante acompaña al astronauta Thomas Pesquet en una película inmersiva que permite sentir, de una manera muy real, cómo se vive en el espacio dentro de la Estación Espacional Internacional.

Otros dos ejemplos más de la creatividad del parque: en 'Les yeux grandes fermés', un invidente acompaña al turista por un recorrido totalmente oscuro plagado de sorpresas. Y en 'Les mystéres du kube', el espectador se sorprende asistiendo a un espectáculo que reúne a acróbatas que bailan junto a un gigante 'videomapping'.

La estrategia del parque pasa por invertir cada año el 10% de la facturación en renovar el 20% de las instalaciones. Sus responsables ya están diseñando una atracción que inaugurarán en 2020, y que será una montaña rusa «diferente», aunque aún no quieren desvelar más detalles.

Futuroscope ha sido clave en la reactivación económica de Poitiers y su entorno. Ha posibilitado la creación de unos dos mil puestos de trabajo, directos e indirectos, y el año pasado llegó a facturar 107 millones de euros. El senador y ministro René Monory, oriundo de la zona, fue un visionario al pensar que un proyecto de esta envergadura podría ser una solución para revitalizar la región, como así ha sido. Futuroscope se inauguró en mayo de 1987. Treinta y un años después, sigue fiel a la filosofía que lo inspiró, esto es, invitar a sus visitantes a comprender el mundo y aprender a la vez que se divierten. Junto a los alardes tecnológicos, también busca concienciar sobre el medio ambiente o las energías renovables. Y por no faltar, no faltan ni los espectáculos en vivo, como el nocturno 'La forge aux étoiles', diseñado por el Cirque du Soleil.

Más de 50 millones de personas han pasado por Futuroscope desde su apertura. Los vascos ocupan un buen número de entre el 10% de visitantes no franceses, debido sin duda a la comodidad del viaje desde Euskadi. Y es que Futuroscope invita a jugar con el futuro y es un destino que no deja indiferente.

La Vienne, una región para descubrir

La Vienne, la región donde se ubica Futuroscope, está haciendo un esfuerzo para intentar que los visitantes del parque prolonguen su estancia y conozcan los encantos de la zona. Poitiers, la capital, es una bella ciudad universitaria con un patrimonio muy destacable, con mención obligada a la iglesia de Notre Dame la Grande, una auténtica joya del arte románico, cuyo interior te deja anonadado. Existen también otras villas históricas que merece la pena visitar, como Chauvigny, Loudun, Civray, Châtellerault o Montmorillon. Hay alojamientos de lo más insólitos, como cabañas en los árboles o casas flotantes. Hay un parque donde 450 simios viven en libertad, otro con 200 reptiles, y también es muy visitado el espectáculo de cetrería en una ciudad medieval. Información: tourisme-vienne.com.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos