Un festival de rock debajo de tu propia casa

Los componentes de Grises, el grupo de Zestoa que encabeza el cartel del festival de rock./
Los componentes de Grises, el grupo de Zestoa que encabeza el cartel del festival de rock.

Irun Rock Jaialdia. Grises encabeza mañana la novena edición del festival gratuito que también cuenta con Tav Falco, Vulk y Olimpia, entre otros

JUAN G. ANDRÉSSAN SEBASTIÁN.

Irun celebrará mañana la novena edición de su tradicional festival de rock, cuya organización ha sido «muy complicada desde el punto de vista burocrático». La promotora Get In, en colaboración con Men Of Rock, prefiere estudiar con tiempo las giras de los artistas y trabajar «con mucha antelación», pero esta vez no ha sido posible. De ahí que la oferta de este año se anunciara hace tan sólo un par de semanas y que los tres días habituales de conciertos en la plaza San Juan se hayan reducido a una única pero «apasionante jornada de sábado».

La dotación económica del Ayuntamiento para el Irun Rock Jaialdia también ha sido algo menor que en ediciones precedentes, pese a lo cual «ha quedado un cartel de lo más ecléctico y potente». «No tiene nada que envidiar a una jornada cualquiera de un festival de los que hay en nuestro entorno», sostiene Iñaki Estévez Muñiz, responsable de esta cita gratuita que reunirá en dos escenarios a Grises, Vulk y Tav Flaco & Phanter Burns, entre otras bandas.

Es la edición con más nombres vascos que recuerda el programador y como no podía ser de otra manera, ha reservado un espacio preeminente para los grupos de Irun. Así, el combo femenino de rock Indibxabak inaugurará el festival a mediodía con su atractivo directo y el rock urbano de La Bona Dea será la «apuesta segura» para abrir la tarde a las 18.00 horas. El propio Estévez cogerá la guitarra y se subirá al escenario junto a la cantante Lur Usabiaga para estrenar su EP de debut como Olimpia. Para el director del Irun Rock, estar delante y detrás del escenario es «algo normal». «Hacía años que no tocaba pero en la mayoría de los festivales a los que voy hay músicos trabajando o directores actuando con sus proyectos», indica.

Pero en la cabeza del cartel se sitúan, «sin duda», los zestoarras Grises, que «se han consolidado en la escena y festivales del Estado» gracias a varios discos y un directo potentísimo. No faltarán otras bandas poperas del territorio como Serrulla, «una de las sorpresas del 2018» gracias a su ópera prima, '1/4 Life'; Oso Fan, proyecto en euskera de Giorgio Bassmatti, ni los también donostiarras Pet Fennec, «uno de los grupos triunfadores del verano» tras pasar por festivales como el Sonoroama o el BBK Live.

Precisamente, de Bilbao llegarán Vulk, «la joya de la corona del nuevo post-punk» que en sus actuaciones exhibe grandes dosis de «energía y juventud», mientras que los nombres más alejados de nuestra geografía serán dos: por un lado, los madrileños The Lucilles sorprenderán con una «auténtica banda de soul y rhythm & blues de vieja escuela y una cantante espectacular», y por otro, los estadounidenses Tav Falco's Panther Burns mostrarán su rock and roll con influencias de rockabilly, garaje, punk y otros estilos.

Mirando a la décima edición

Tras la recuperación del carácter gratuito del festival y su retorno a la plaza San Juan el año pasado, los organizadores no han querido cambiar una «fórmula» que funciona. Además del gran nivel artístico de los grupos programados, el responsable de la cita asegura que las consumiciones en las barras tendrán «precios populares», porque entre otas cosas, «no tendría sentido servir cañas a 3 euros teniendo la oferta y la colaboración de los hosteleros de la zona». «La idea es que la gente disfrute de la plaza como si fuera el recinto de un festival, vivir la misma experiencia de un festival pero en el centro de la ciudad, justo debajo de tu casa».

En 2009 el Irun Rock Jaialdia cumplirá 10 años y sus responsables están ya «en contacto» con el Ayuntamiento para celebrar el aniversario con una «edición especial», ya que sólo un incremento del 15% del presupuesto permitiría aumentar las jornadas. Como sucede con la mayor parte de los festivales de este tipo, «deben ser las instituciones las que apuesten por apoyar la cultura para toda la gente» y, a su juicio, «un festival urbano gratuito es la mayor de las expresiones de 'cultura para todos'». «A ver si el próximo año conseguimos llamar la atención de la Diputación y logramos un mayor apoyo del Ayuntamiento o de entidades privadas como Kutxa que quieran promocionarse en Irun. Creemos que la ciudad puede ofrecer mucha visibilidad a este tipo de público al que el resto del año se deja un poco de lado», concluye.

 

Fotos

Vídeos