Fenomena, una cita «exclusiva» para músicos y melómanos

El trío Kabbalah de Pamplona./
El trío Kabbalah de Pamplona.

Hondarribia. Los jardines del Kasino Zaharra reciben mañana a Oskar Benas, Kabbalah, Lobison, The Hanging Stars y Gizzard

JUAN G. ANDRÉSSAN SEBASTIÁN.

Por tercer año consecutivo, Hondarribia acogerá mañana Fenomena, «una jornada de música al aire libre» planteada como «encuentro entre músicos y melómanos». Sus organizadores ofrecen «una programación exclusiva con artistas que no vas a encontrar en la amplia oferta de festivales». «Es una alternativa en la que predomina lo artístico sobre cualquier otra consideración», dicen de un cartel gratuito en el que figuran Oskar Benas, Kabbalah, Lobison, The Hanging Stars y Gizzard. Todos ellos actuarán en los jardines del Kasino Zaharra a partir de mediodía.

Los 'culpables' de Fenomena -escrito así, sin tilde- son un grupo de amigos compuesto por Oskar Marcos, Javi Vitoria, Iñaki Vázquez y Ernesto Villar. Según recuerda este último, la idea inicial fue montar «un festival de música diurno y al aire libre» en Hondarribia. «Que fuera diurno era fundamental porque la franja nocturna ya está cubierta con centenares de propuestas y nosotros siempre hemos querido aportar algo adicional», explica. Y en ese plus del que habla Villar también se incluye la exclusividad de las bandas invitadas: «El criterio principal es que el grupo nos flipe. No pretendemos hacer un festival compitiendo con las propuestas que más o menos se ven por aquí. A menudo ocurre que los mismos artistas se repiten de unos festivales a otros, y nosotros traemos bandas a capricho, lo que hace que Fenomena sea bastante exclusivo. Por eso traemos nombres que nos llaman poderosamente la atención».

El encargado de inaugurar la cita será el guitarrista irundarra Oskar Benas, que acompañado por su Instro Combo animará la hora del vermú con un concierto instrumental en el que mostrará su carácter «siempre inquieto».

Mañana

13.30
Oskar Benas Instro Combo.
14.30
Comida popular.
16.00
Kabbalah.
17.00
Lobison.
19.00
The Hanging Stars.
21.00
Gizzard.
Lugar
En los jardines del Kasino Zaharra
Precios
Vaso: 2 euros

Ya por la tarde, los jardines del Kasino Zaharra verán desfilar a otros cuatro grupos, el primero de los cuales llega de Pamplona y se llama Kabbalah. «Nos encanta porque siempre echábamos un poco en falta ese puntito psycho hard rock setentero y oscurecido que tienen las de Iruña», advierte Villar.

Desde Sevilla, Lobison presentará su tercer álbum, 'La industria de los sentidos', cuyo rock sucio enamoró a la gente de Fenomena «por ese narrar oscuro y palpitante» que tiene ecos del sonido lo-fi, el noise blues, el post-punk y la chanson.

The Hanging Stars, que hace dos años ya actuaron en la sala Psilocybenea de Hondarribia, regresarán con su country folk de «pinceladas ambientales» y ecos de clásicos como The Byrds o Love. «Parecen recién aterrizados de la costa Oeste de EEUU pero llegan desde Londres. Sus armonías y su peda steel nos harán sentir que lo cósmico puede hallarse en el centro de la tierra», asegura la organización del único nombre internacional del programa.

El Fenomena se despedirá con los madrileños Gizzard, a cuyo alma mater, Flecha, comparan con «nuestro Roky Erickson», en alusión al líder de los míticos 13th Floor Elevators. «Gizzard tienen mucho arte, mucha clama y mucho talento», subrayan desde un festival que celebrará una comida solidaria con un objetivo: recaudar fondos para la red de migrantes que estos días cruza Irun en busca de un futuro mejor.

Dejarse llevar por el riesgo

En opinión de Villar, Fenomena es «ideal» para el aficionado a quien «le siguen atrayendo la búsqueda, los artistas despiertos, al margen del estilo». «Buscamos un público activo y nos gusta que la gente se deje llevar un poco por el riesgo. No queremos ser un evento al que la gente se acerca únicamente para pasar la tarde. Son muchas horas de trabajo invertidas y el fin es que se aprecie la la música», añade.

Así, les atraen festivales como el Monkey Week de Sevilla, «por su programación y su filosofía», o el Glad is The Day de Donostia. Les gusta menos cuando ven que «muchísima gente no hace ni caso a las bandas». «Hace tres años fue desolador ver a Dead Bronco y Alien Tango marcándose unos conciertos de aúpa en el Glad Is The Day y éramos cuatro los gatos delante del escenario mientras la gente se preocupaba más en abrir la lata de sardinas sin cortarse la mano», lamenta.

Sólo un 20-30% del presupuesto de Fenomena lo aporta el Ayuntamiento, por lo que el resto del dinero deben obtenerlo de la aportación de patrocinadores, de la venta de merchandising y de las barras: «Este año el vaso no será retornable y tendrá un precio de dos euros a modo de entrada simbólica».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos