Descubrimientos gastronómicos en Gipuzkoa

Descubrimientos gastronómicos en Gipuzkoa

El Restaurante Abarka y el Bar Iturrioz ofrecen una experiencia gastronómica de primera en localidades de gran tradición culinaria

IZASKUN SALGADO / IÑAKI URBISTONDO

ABARKA: Un menú completo de principio a fin

Abarka se caracteriza por ofrecer a sus clientes productos locales de máxima calidad y frescura.

Situado en la idílica villa de Hondarribia, Abarka está ubicado en un caserío con gran capacidad para celebrar todo tipo de eventos, desde cenas familiares a banquetes de boda.

El restaurante, cuya cocina capitanea Natxo Gracia, se caracteriza por dar total protagonismo a los productos con los que trabaja. «Abarka es un restaurante de producto, también utilizamos nuestras técnicas y realizamos una cocina más elaborada, pero lo que manda es el alimento», destaca Gracia, que a la hora de apostar por los productos lo tiene claro: «Es muy importante comprar producto local. Nos vienen a la puerta arrantzales con bonito, jubilados de aquí con chipirones, nos viene mucha gente de Navarra con hongos… eso son proveedores de máxima calidad y frescura», enfatiza.

El menú

Los entrantes:
Como bienvenida, en Abarka le ofrecerán su aperitivo y cóctel de la semana. Después, los entrantes comienzan con la terrina de foie micuit «elaborada en casa» con confitura de piña, vainilla y lima. Después, le seguirá su clásico hojaldre relleno de de setas, puerros y langostinos.
Mirando al mar:
Mientras la temporada lo permita, el plato principal será el taco de bonito a la parrilla con encebollado y guindillas fritas. Si no, habrá otra receta igual de apetitosa, con un pescado diferente.
Postre y bodega:
Como dulce colofón, en Abarka nos proponen su crema de vainilla caramelizada. Para la bodega, podremos elegir entre Vino Rioja Crianza, Blanco Rueda y agua. El menú incluye café.
Solo 20 menús a un precio especial de 32€. Cómpralos en
gastroplan.diariovasco.com

Con ascuas de carbón

Una de las grandes señas de identidad de este restaurante es su parrilla. En ella, sobre las ascuas de carbón, que les dan ese toque tan característico a las elaboraciones, preparan tanto los pescados como las carnes que cualquier persona que les visite debe probar.

Otro de los grandes objetivos de este restaurante es lograr dar un servicio completo de principio a fin, desde los entrantes hasta el postre. Por ello, apuestan por ofrecer una carta de postres «que estén elaborados de forma casera, al momento. Nos parece indispensable tener una buena repostería casera, a la altura del resto de platos, que los comensales estén contentos de principio a fin».

El equipo del restaurante está formado por gente joven cargada de ilusión y ganas, un grupo unido y que trabaja en equipo, algo que en palabras del propio Natxo Gracia «es tan importante para el éxito del restaurante como el género y las técnicas empleadas».

Fruto de ese trabajo en equipo, han elaborado un menú gastroplan basado completamente en la cocina de temporada, en los productos propios de esta época del año. En él destacan el foie micuit elaborado en casa, el hojaldre de setas, puerros y langostinos, uno de los grandes clásicos de su carta, y el taco de bonito a la parrilla con guindillitas, para terminar con un postre de crema de vainilla caramelizada que deje a los comensales con un dulce sabor de boca.

Abarka

Dónde:
Baserritar Etorbidea, 36 - 20280 Hondarribia
Teléfono:
943 64 19 91
Web:
www.restabarka.com
No perderse:
Sus carnes y pescados a la parrilla.

BAR ITURRIOZ: Un clásico que se ha reinventado

El Iturrioz reabrió hace poco más de un año tras remodelar sus instalaciones y deleita a su clientela con la máxima calidad.

Fundado nada más y nada menos que en 1935, el Bar Iturrioz es uno de los grandes clásicos de San Sebastián, uno de esos referentes de la hostelería donostiarra del que en su día fueron asiduas muchas de las personalidades que llegaban a la ciudad. Gestionado desde 1988 por Eduardo Bretón, al que hoy acompaña su hijo Ander, los dos presentes en la barra a diario, el Iturrioz ha sabido reinventarse para seguir deleitando a su clientela con una apuesta decidida por productos de máxima calidad.

El Iturrioz reabrió sus puertas hace poco más de un año después de cerrar cinco meses para remodelar todas sus instalaciones, pero siguen siendo los mismos de siempre y mantienen una filosofía de lo más interesante, que sigue dando sus frutos. Si les presentan una materia prima o un producto algo mejor que lo que tienen, aunque sea un zumo, se lanzan a por ello con firmeza, a pesar de que esto suponga tener que encarecer un poco sus precios, porque dan mucha más importancia a la calidad.

Así, destaca su amplia y buenísima carta rotatoria de vinos, en la que uno encuentra desde los clásicos que nunca fallan hasta caldos de bodegas de fuera, como un fantástico blanco de Nueva Zelanda que acaban de incorporar.

También hacen guiños a las tendencias, como con su variada oferta de cervezas artesanas en botella; siendo, además, uno de los primeros bares de toda la ciudad que apostó por instalar un grifo de este tipo de cerveza.

El menú

Gambas rebozadas:
Una ración generosa de gambas rebozadas acompañadas de un suave alioli y que llegarán a la mesa de la mano de dos copas de un cava excelente: Brut Nature Gran Reserva Oriol Rossell.
Bacalao 'Club Ranero':
Dos pintxos de la receta surgida en un club bilbaíno en el que se jugaba a la rana, cuando su cocinero, francés, buscó que cundiera más lo poco que tenía entre manos: bacalao desalado al pil pil con una piperrada.
Vieira a la plancha con apionabo:
Dos pintxos de unos hermosos medallones de este apreciado marisco traídos directamente de Canadá, hechos a la plancha, con una vinagreta, unas huevas de trucha y una suave crema de apionabo que combina a la perfección.
Solo 20 menús a un precio especial de 20€. Cómpralos en
gastroplan.diariovasco.com

Pintxos de primera

Funciona desde primera hora con sus hermosas tostadas y las suculentas tartas que les preparan en Àlkhemi Laboratory, pero el Iturrioz no es una cafetería, es un bar. Con una carta de pintxos asentada, mezcla de tradicional y moderna, sus propietarios no eligen uno como la bandera del local, invitan a probar lo que guste o apetezca.

Porque todos están hechos con la mejor materia prima. Desde el bonito del norte ahora que ha estado en temporada, hasta las morcillas de Sotopalacios, pasando por el pulpo o el salmón, los calamares frescos todo el año... o la anguila, que ahora traen directamente del Delta del Ebro, sencillamente porque es mejor que la que tenían.

Bar Iturrioz

Dónde:
C/ San Martín, 30 - 20005 Donostia
Teléfono:
943 42 83 16
Facebook:
Bar Iturrioz
No perderse:
Su delicioso pastel de txangurro.
 

Fotos

Vídeos