Amateur cierra un ciclo en La Cripta antes de volver al estudio

Cheli Lanzagorta, Mikel Aguirre e Iñaki de Lucas, los tres integrantes de Amateur. / CRUZ LARRAÑETA
Cheli Lanzagorta, Mikel Aguirre e Iñaki de Lucas, los tres integrantes de Amateur. / CRUZ LARRAÑETA

El trío donostiarra ofrece un concierto este sábado con su versión más «desvestida» y un avance de su próximo álbum

Ricardo Aldarondo
RICARDO ALDARONDO SAN SEBASTIÁN.

Amateur cierra el ciclo de su 'Debut!' (2017) con un concierto que viene a ser el reverso del que ofrecieron en el Victoria Eugenia al dar a conocer el disco: si entonces el grupo se presentaba en sexteto y desfilaron por el escenario los destacados colaboradores del disco, representantes de las distintas eras del pop donostiarra, de Rafael Berrio a Diego Vasallo y Jaime Stinus, esta vez se verá la versión más «desvestida» de su proyecto.

El concierto que ofrecerá Amateur este sábado a las 20.00 horas en La Cripta del Convent Garden en San Sebastián cierra la serie de actuaciones que ha acompañado a la publicación de 'Debut!'. «Hicimos una pequeña gira a todo trapo en cuanto a contar con una banda amplia», con el trío original ampliado con otros tres músicos de renombre como Paul San Martín, Fernando Neira y Joseba Irazoki, «y buscamos recintos interesantes como Baluarte, el teatro Victoria Eugenia, el Kutxa Kultur Festibala y el Jazzaldia. Nos faltaba hacer una sala pequeña y con una banda más reducida, y ahora lo vamos a cumplir en La Cripta, con un enfoque diferente», explica Cheli Lanzagorta.

El formato de cuarteto que tendrá Amateur este sábado suma a Fernando Neira al trío original, formado por Mikel Aguirre, Jose Luis Lanzagorta e Iñaki de Lucas. «Eso nos obliga a arreglar los temas de otro modo, que también nos parece muy interesante». Además, como tránsito hacia lo que será el próximo álbum de los tres exmiembros de La Buena Vida, desvelarán algunos temas del «nuevo proyecto en el que ya nos vamos a sumergir».

«Ni me acuerdo de cuando fue la última vez que toqué en una sala en Donostia», apunta Mikel, «la última debió ser en Gazteszena con La Buena Vida, pero luego también pasamos a actuar en teatros o en el Kursaal. Ahora me apetece esa cercanía que da la sala pequeña y desvestir las canciones de Amateur, porque hasta ahora las hemos presentado muy arregladas y con un formato más encorsetado». Además es una forma de «devolver las canciones a su origen», añade Lanzagorta, «porque nacieron en trío y luego se fueron sumando colaboradores».

Aún así, habrá una colaboración en este concierto, la de Havoc, lo que supone el eslabón de una generación más reciente del pop donostiarra. «Me pidió que cantara en su próximo disco y nos pareció buena idea que él hiciera una de nuestras canciones. Su forma de interpretar es muy distinta, pero funciona muy bien», explica Mikel.

Amateur se centrará ahora en su nuevo álbum, que «irá en la misma línea, pero si antes recuperamos tres canciones que se habían quedado sin grabar de la época de La Buena Vida, ahora será una reafirmación de lo que es Amateur. Y lo grabaremos de forma más rápida y espontánea, con la idea de ir a lo básico».