Mujer, 43 años, con estudios superiores o similares al bachillerato

El retrato robot del donostiarra refleja una edad media alta y un nivel educativo elevado Repunta la natalidad y sube el número inmigrantes

ANA VOZMEDIANO
Mujer, 43 años, con estudios superiores o similares al bachillerato/
Mujer, 43 años, con estudios superiores o similares al bachillerato

La población de Donostia, con 183.536 habitantes, ha experimentado un ligero crecimiento del 0,28% en el último año, con un leve repunte de la natalidad. Pese a esos 776 nacimientos del 2005, el porcentaje de mayores de 65 años sigue incrementándose, y supone ya el 21% del total frente al 20% que representaba en 2004. Ocurre a la inversa con la evolución de los menores de 19 años, que son el 16% de los donostiarras, un punto menos que hace dos años.

La Sociedad de Fomento del Ayuntamiento ha realizado una radiografía de la población donostiarra, un retrato de la ciudadanía que extrae datos del Observatorio Urbano, una herramienta informática que rastrea y actualiza la actividad económica, la vitalidad comercial o la demografía.

¿Cómo es el donostiarra? Su media de edad es de 43 años, y casi el 70% tiene estudios similares o superiores al bachillerato. Las mujeres siguen siendo mayoría y representan el 53%, siete puntos por encima del colectivo masculino. Y la población inmigrante sigue ganando peso, aunque de momento no llega al 5% de los empadronados.

El responsable político de la Sociedad de Fomento, el concejal Enrique Ramos, explica que la pirámide poblacional es un retrato «elocuente» de las particularidades de la sociedad. «En la base existe un estrangulamiento pronunciado debido al dilatado descenso de la natalidad que comenzó a mediados de los años 70. La tendencia sigue».

Añade Ramos que el perfil de la ciudad es muy similar al del resto de las capitales vascas y europeas, «en las que el nivel de vida es alto y en el que la natalidad sigue siendo baja desde hace muchos años. Los repuntes apenas son significativos y no somos originales en relación con nuestros vecinos».

Como dato, ese 16% de porcentaje de los menores de 19 años es el mismo que en 1999, 2001 y 2003 y durante los últimos años. Sólo en 2000 se llegó a un 18%, que era el mismo tanto por ciento que el que representaban los mayores de 65 años en la pirámide poblacional. Fue el año de mayor equilibrio, porque en el resto de los ejercicios el 20% ha sido la constante en esta franja de edad de mayores, aunque en el año pasado se ha llegado al 21%.

Si el análisis se hace teniendo en cuenta los barrios, el Centro, la Parte Vieja, Gros, Amara y Egia presentan edades medias superiores a esos 43 años, mientras las zonas con áreas residenciales de más reciente construcción, caso de Aiete, Ibaeta o Intxaurrondo, concentran a la población más joven de la ciudad.

Los estudios

Otra de las características que apunta el Observatorio Urbano es el elevado nivel educativo de la ciudadanía. El 26,6% dispone de algún título universitario o de estudios técnicos, y en total, casi el 70% tiene estudios similares o superiores al bachillerato. «Según nuestros datos, el porcentaje de titulados está por encima de la media de la Comunidad Autónoma Vasca y de los tres territorios vascos».

Sin embargo, la población universitaria de Donostia y de Gipuzkoa, la que estudia en alguno de sus centros medios o superiores, ha descendido un 11% desde el curso 2001/2002, y un 3% en el último año. Durante 2005, un total de 20.934 estudiantes acudieron a centros universitarios guipuzcoanos.

El 44% se decantó por las Ciencias Sociales y Jurídicas y un 48% por las Ciencias Experimentales y Técnicas. Y en esta cuestión también se distingue por sexos, ya que son las chicas las que optan por las ramas vinculadas con la salud y carreras relacionadas a lo social y lo jurídico, mientras que ellos son mayoría en ciencias técnicas.

900 inmigrantes al año

La radiografía del donostiarra incluye a los inmigrantes, que suponen ya el 4,6% de la población empadronada, 8.388 personas al finalizar el año 2005. El repunte no llega a un punto, ya que en el 2004 suponían el 4%, pero, cada año y desde hace tres, se incorporan al padrón alrededor de 900 personas extranjeras. Eso supone que en el 2002, quienes llegaron de fuera apenas representaban el 1,9% del total de la población donostiarra.

De los inmigrantes empadronados, 6.332 proceden de países no comunitarios, en su mayoría de Ecuador, Colombia, Argentina y Marruecos. Entre los comunitarios destaca Portugal, Francia, Reino Unido y Alemania.

Respecto a la edad, el grupo más numeroso de quienes llegan desde países de fuera del Estado corresponde a aquellos que tienen entre 35 y 49 años, (36%), seguidos de jóvenes que tienen entre 20 y 34 años, (25%). La edad media de este colectivo es de 41 años, ligeramente inferior a la media de la ciudad que está cifrada en 43.

Los datos del Observatorio establecen que el 59% de quienes están empadronados en Donostia han nacido en la ciudad, mientras que el 14% lo hicieron en localidades de Gipuzkoa, el 5% en otros territorios de la Comunidad Autónoma, el 17% en el resto del Estado y el 4,6% en el extranjero.

Los barrios

El Observatorio también ofrece datos demográficos relativos a las distintas zonas en las que se divide la ciudad.

En su retrato, y frente a la creencia popular más extendida, son los barrios más antiguos y céntricos los más populosos, donde reside mayor número de población, incluida la inmigrante, aunque se observa una extensión de la ciudadanía hacia el este de la ciudad, hacia barrios como son Intxaurrondo, Altza o Martutene. Y también a la cabeza en cuanto a número de viviendas está el Centro con 9.977 pisos, seguido por Amara Berri con 9.948 y Gros con 8.269. A la cola figuran Igeldo con 310 viviendas, Zubieta con 73 y Landarbaso con apenas siete.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos