Tres empresas de alimentación guipuzcoanas se fusionan y constituyen el Grupo Okin Gourmet

Con la unión de Urkabe, Benetan y Okin pretenden aumentar este año su facturación un 55% Tratarán de fortalecer su presencia estatal y no descartan abordar los mercados francés e italiano

PILAR ARANGUREN
Tres empresas de alimentación guipuzcoanas  se fusionan y constituyen el Grupo Okin Gourmet

SAN SEBASTIÁN. DV. Tres empresas de alimentación guipuzcoanas -Urkabe, Benetan y Okin- han decidido fusionarse y crear el Grupo Okin Gourmet, con el que pretenden fortalecer su presencia en el mercado español de los embutidos y precocinados congelados, un sector muy pujante. De hecho, la nueva empresa, que pertenece al grupo Indaux de Getaria, prevé incrementar este año su facturación un 55% y abordar nuevas líneas de productos y mercados.

Las grandes perspectivas que ofrece el mercado de los embutidos y precocinados congelados ha empujado a las tres empresas a unirse, según explica el director comercial de la nueva compañía, Agustín del Canto. De hecho, dos de ellas, Urkabe, que se dedica al negocio de los embutidos, y Benetan, que comercializa precocinados congelados -croquetas, mejillones y gambas-, ambas con sede en Errenteria, ya se habían fusionado hace un año, constituyendo la empresa Urkabe-Benetan.

Ahora se han fusionado con Okin, una empresa ubicada en Zumaia que se dedica a la fabricación de pan precocido congelado y que pertenece al Grupo Indaux, de Getaria. Esta empresa distribuye sus productos a grandes superficies, como Carrefour, Eroski y Caprabo, así como a restaurantes, bares y panaderías de barrio, entre otros. Aunque su producto va dirigido fundamentalmente al mercado español, también exporta txapata a Italia, «todo un triunfo», según Agustín del Canto, ya que el país transalpino es el creador de dicho producto.

Gran potencial

El director comercial de Okin Gourmet destaca que se trata de un mercado muy pujante con crecimientos superiores a los dos dígitos. De hecho, apunta que esperan incrementar este año su facturación un 55% y alcanzar unas cifras de negocio conjuntas de 27 millones de euros. «Se trata de un minigrupo de alimentación en ciernes, pero con un gran potencial», subraya.

La nueva empresa abordará una diversificación reducida, «pero muy atractiva de productos», según su director comercial. Y en lo que respecta a los mercados, tratará de fortalecer su posición en España, aunque no descarta comercializar sus productos congelados y precocinados en otros mercados, como el francés o el italiano, «tanto por su proximidad geográfica como cultural».

Okin Gourmet mantendrá las tres marcas a nivel comercial, así como las dos fábricas -Errenteria y Zumaia-, que cuentan con una plantilla conjunta de 190 trabajadores. Además, se pondrá en marcha un plan de inversión de más de seis millones de euros en la planta de Errenteria en los próximos tres años, con posibilidad de incrementar dicha cifra.

Agustín del Canto señala que la creación del nuevo grupo les aporta una serie de «ventajas competitivas, como es el poder apoyarnos en la calidad de nuestros productos para tratar de sorprender al consumidor, aprovechando nuestro know how -conocimiento y experiencia-, para abordar otras líneas de negocio y proyectos en el futuro».

Y fue precisamente ese intento por diversificar lo que llevó hace diez años al Grupo Indaux de Getaria a introducirse en el negocio de la masa congelada y entrar en el accionariado de Okin. Nada que ver con la actividad de Indaux, un grupo de empresas dedicada a la fabricación de herrajes, ferretería y equipamientos para la industria del mueble, que inició su andadura en 1962. Dicho grupo cuenta con cuatro plantas -Industrias Auxiliares Indaux, en Getaria; Industrias Auxiliares Indaux, en Aia; Lein S.L., en Aia, y Herdesa, en la localidad zaragozana de Sádaba-. «Somos líderes en el mercado español y estamos entre los líderes europeos», subraya Agustín del Canto. El grupo Indaux prevé este año una facturación de 50 millones.

Fotos

Vídeos