El Papa abre la vía de la beatificación de la mercedaria Isabel Lete Landa

Prestó sus servicios en el Hospital de de enfermos tuberculosos, en donde le contagiaron la enfermedad y falleció después en Eibar, en 1941

ALBERTO ECHALUCE
El Papa abre la vía de la beatificación de la mercedaria Isabel Lete Landa/
El Papa abre la vía de la beatificación de la mercedaria Isabel Lete Landa

EIBAR. DV. El papa Benedicto XVI ha reconocido esta semana las virtudes heróicas -primer paso hacia la beatificación- de sor Isabel Lete Landa Landa (llamada Reina), religiosa profesa de la Congregación de las Hermanas Mercedarias de la Caridad (1913-1941), fallecida en Eibar. Isabel Lete Landa prestó sus servicios en el Hospital de Tuberculosos de nuestra ciudad.

Isabel Lete Landa nació en Osintxu. Tras fallecer su madre a la edad de 5 años, unos familiares de la zona de Azpeitia se hicieron cargo de ella. Otra de sus hermanas quedó bajo la custodia de otra familia. En Azpeitia entró a formar parte de la congregación de las Madres Mercedarias.

En su infancia, marchó a vivir a Zumarraga y Madrid, en donde completó su formación al tiempo que trabajo con numerosos heridos de la Guerra Civil.

Posteriormente, fue llamada para trabajar en Eibar, en donde se contaba con un hospital, en las proximidades de las instalaciones de la Residencia San Andrés, para asistir a los enfermos tuberculosos.

Fue en Eibar, en donde prestó un intenso trabajo de apoyo a los enfermos que le supuso contraer incluso esta enfermedad, falleciendo a la corta edad de 28 años.

La Congregación de las Madres Mercedarias detalla que «Sor Isabel Lete Landa, goza ya de la gloria del Padre y, como Santa Teresita del Niño Jesús, a quien imitaba, es testimonio de vida mística desde la espiritualidad de lo sencillo, lo pobre, lo humilde y lo que no tiene relevancia. Durante toda su vida fue tierra fértil que Cristo fecundó, porque se dejó encontrar por Él, amándole apasionadamente. Toda su vida fue testimonio de amor».

Murió joven

Según indican las Madres Mercedarias, «Isabel Lete murió joven, muy joven, entregando lo mejor de sí misma a Jesucristo. La tuberculosis acabó con la belleza de su cuerpo, era bellísima, agrandando su belleza interior».

Hay que recordar que las Hermanas Mercedarias de la Caridad llegaron a Eibar en 1904, para hacerse cargo del Santo Asilo Hospital de San Andrés. Pero este centro no ha sido su único lugar de trabajo en la ciudad de las Madres Mercedarios a lo largo de más de un siglo de trayectoria.

En 1954 pusieron en marcha el colegio de las Mercedarias en la calle Jardines, centro escolar que finalizó su actividad en el año 2000, y también han desarrollado una intensa actividad en otras labores de apoyo a los mayores y jóvenes.

El pasado año, las Madres Mercedarias recibieron un homenaje popular, con la celebración de una serie de actos, con el objetivo de reconocer el intenso trabajo desplegado en nuestra ciudad.

Trámites

Para la beatificación es necesario que se autorice la realización de un milagro, o que se compruebe el martirio o las virtudes heróicas durante un proceso. Entre las últimas decisiones están la beatificación el sacerdote Buenaventura García Paredes, profeso de la Orden de los Frailes Predicadores (Castañedo Valdés 1866-Fuencarral 1936); Miguel Léibar Garay, sacerdote profeso de la Sociedad de María (Aretxabaleta 1885- puente de Vallecas 1936) y 40 de sus compañeros que fueron asesinados en 1936.

Los decretos, informó la Santa Sede, fueron aprobados por el Pontífice tras recibir en el Vaticano en audiencia privada al prefecto de la Congregación para la Causa de los Santos, el cardenal portugués José Saraiva Martins.

Benedicto XVI le ha devuelto el carácter privado a este tipo de promulgaciones, que durante el pontificado de Juan Pablo II eran públicas y a las mismas asistían no sólo el cardenal encargado de la Causa de los Santos, sino también los postuladores, cardenales y religiosos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos