Astillero pide la supresión de las regatas ACT de Cantabria

SANTANDER. La SDR Astillero exigió ayer a la Federación Cántabra de Remo que declare «ilegales» las regatas que va organizar la Asociación de Clubes de Traineras (ACT) en Cantabria y solicite al Gobierno autonómico que las suspenda «de inmediato». Astillero fue expulsado de la ACT por no proporcionar a tiempo unos datos a la asociación, y su entrenador y la mayoría de sus remeros tienen prohibido remar durante dos años en el País Vasco por una resolución del Gobierno Vasco que les acusa de negarse a someterse a un control antidopaje.

El club cántabro, vigente campeón de España y ganador de la última Liga ACT, exigió a las autoridades federativas y autonómicas de Cantabria que actúen contra la ACT, porque considera que vulnera sus derechos, «suplanta» a la Federación de Remo y pretende «adueñarse de la competición».

La junta directiva de Astillero recuerda que las normas de la Federación Cántabra de Remo estipulan que «cualquier regata» que se celebre en la comunidad requiere la autorización de ésta y queda bajo control federativo, condiciones que, de no cumplirse, determinan que la regata «será considerada ilegal y la Federación podrá solicitar su suspensión a la autoridad u organismo de la que dependa como espectáculo público».

Cuatro regatas

Astillero invoca esta normativa para exigir a la Federación Cántabra de Remo que declare ilegales las cuatro regatas previstas en Cantabria dentro del calendario de la ACT (banderas de Castro Urdiales, Flavióbriga, Laredo y Marina de Cudeyo) y, en consecuencia, «solicite a la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte su suspensión inmediata». Además, advierte a los demás clubes que participen en esas pruebas sin autorización federativa de que, según el código de regatas, «incurrirán en responsabilidad» y «el comité disciplinario competente actuará en consecuencia». EFE