Moisés con las tablas de la ley

El yacimiento arqueológico de Veleia está siendo un foco inagotable de imágenes e inscripciones religiosas que se van sumando al hallazgo de la representación del Calvario más antigua del mundo, datada en el siglo III.

Y es que desde que se diera a conocer este descubrimiento convenientemente fechado, ha ido conociéndose una amplia iconografía relacionadas, por ejemplo, con escenas de la vida de Jesús como, el Nacimiento, la Crucifixión e incluso lo que podría ser la Última Cena, que forma parte de un segundo conjunto epigráfico sin data.

A este segundo conjunto habría que añadir un personaje del Antiguo Testamento como es Moisés, que aparece representado con las tablas de la ley a su lado.

Sin embargo, no toda la temática religiosa hace referencia a imágenes sino que también aparecen nombres en euskera con un marcado carácter cristiano.

Así, aparece la secuencia de Iesus Ioshe ata ta Miriam ama ( Jesús, José y la virgen María), en una clara alusión a la Sagrada Familia.

Un reflejo de la vida religiosa es la aparición de otra secuencia de palabras en euskera en la que se puede leer Geure ata zutan (nuestro padre en nosotros), como parte de una oración o de un saludo que empleaban los antiguos cristianos.

«Si apareciese el Padrenuestro en euskera estaríamos en otro estadio diferente ya que tendríamos sujetos, verbos y complementos, pero hasta ahora únicamente tenemos palabras sueltas, pero no palabras con verbos», se lamentaba ayer el miembro de Euskaltzaindia Henrike Knörr.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos