Una treintena de ciudadanos aportó ideas para el desarrollo urbanístico de Auditz Akular

Un taller de debate sobre el ensanche de Altza reunió a vecinos, técnicos y políticos en la casa de cultura Tomasene «Viviendas sí, pero sin masificación, con equipamientos y buenas conexiones»

AMAIA BIAIN
Una treintena de ciudadanos aportó ideas para el desarrollo urbanístico de Auditz Akular/
Una treintena de ciudadanos aportó ideas para el desarrollo urbanístico de Auditz Akular

SAN SEBASTIÁN. DV. Unos buscan desesperadamente su primera vivienda.Y, quienes ya la tienen, buscan que la zona donde viven no se masifique para así disfrutar de una buena calidad de vida. ¿Cómo aunar ambos intereses sin que salten chispas? Una treintena de ciudadanos de diferente índole intentó ayer dar respuesta a este conflicto que se reproduce como en ningún otro sitio en el desarrollo urbanístico previsto en Auditz Akular, Landarro y Molinao, entre el actual Altza y Pasaia, donde se construirán 3.000 nuevas viviendas, de las cuales el 80% serán de protección oficial.

Este taller de participación ciudadana, impulsado por el Ayuntamiento, se celebró en el centro cultural Tomasene, en Altza. Allí, vecinos anónimos, representantes de asociaciones, el arquitecto Javier Zubiría, el director de Urbanismo Iñaki Atxukarro, y la concejala de Participación Ciudadana, Duñike Agirrezabalaga, discutieron durante toda la mañana cómo debería ser la ordenación urbanística de Auditz Akular. Es decir, qué volumen de viviendas debería de haber, cuántas zonas verdes, zonas deportivas... Los vecinos trabajaron en tres grupos y, tras cuatro horas de debate, llegaron a unas conclusiones.

Vivienda y aparcamiento

Respecto al tema de los aprovechamientos residenciales, esto es, cómo se distribuyen las viviendas en el espacio urbanizable, la mayoría de los participantes apoyaron la construcción de nuevos pisos, pues «hay que suplir la alta demanda de vivienda existente». Sin embargo, esta luz verde no se libra de una batería de objeciones. Entre algunos de estos peros destacan la advertencia de no masificar la zona, es decir, que toda la necesidad de vivienda de la ciudad no se cubra en la zona de Altza y se edifique en otros lugares; que el nuevo barrio no se convierta en una zona «dormitorio», sino que esté dotado con el equipamiento necesario; que haya espacio entre los bloques edificados, «para que no haya agobios» y, en vez de ocupar mucho suelo, se aumente una altura cada edificio.

Preocupados también por los aparcamientos, los ciudadanos propusieron sustituir el campo de Herrera por un aparcamiento, así como construir estacionamientos subterráneos en la zona de Txingurri y en Auditz Akular.

Equipamiento

En cuanto a los equipamientos, todos coincidieron en que deben respetarse al máximo las zonas verdes establecidas, que pueden ser «reforestadas» y aprovecharse con el trazado de caminos y bidegorris. Por otro lado, también se apostó por no concentrar toda la oferta deportiva en un gran polideportivo, sino diversificarla en varios puntos. Se planteó crear nuevos centros escolares, pues de los 6.000 ó 7.000 nuevos inquilinos que tendrá la zona, «muchos serán niños».

Red viaria

La accesibilidad viaria propuesta fue, en general, bien vista, aunque se consideró necesario potenciar algunas entradas y salidas que conecten la zona con Garbera, con la A8 y con Errenteria o Pasaia. Asimismo, se pidió al Ayuntamiento que no olvide implantar el transporte público y le recuerdan que apoyarán el proyecto siempre y cuando se tenga en cuenta al actual Altza y se mejoren sus infraestructuras.