El Museo Diocesano dedica una muestra a la pintora Teresa Peña

La artista, que pasó la infancia en San Sebastián, falleció hace cuatro años

FELIX IBARGUTXI

SAN SEBASTIÁN. DV. El Museo Diocesano de San Sebastián acoge una amplia muestra de óleos de temática religiosa de Teresa Peña Echeveste (Madrid, 1935 - Villasana de Mena, 2002). Se trata de una de las artistas más importantes en este campo y sus cuadros cuelgan de centros como el Museo de Arte Contemporáneo de Madrid, el Museo de Bellas Artes de Bilbao y el Museo de San Telmo en San Sebastián.

El Museo Diocesano acogerá la muestra hasta el 2 de agosto. Son 60 cuadros que tienen en común el fondo negro y la temática religiosa, si bien «no son cuadros de santos», como recordó ayer su hermano Juan Ramón, coordinador de la exposición.

Teresa pasó su infancia y adolescencia en San Sebastián. Su padre fue médico de Oña y cuidó de la numerosa población residente en el colegio de los jesuitas de aquel pueblo burgalés.

La pintora era una mujer de fuertes creencias religiosas. Tras estudiar pintura en la Escuela de San Fernando, con Premio Nacional Fin de Carrera, vivió en una completa austeridad. El dinero que ganaba lo entregaba a diferentes órdenes religiosas, sobre todo a la de Teresa de Calcuta. Tuvo fases en las que vivió como una eremita, en la soledad de una ermita de montaña. También fue carmelita descalza durante una temporada, y convivió con las monjas cartujas. «No le gustaba vender cuadros, porque los consideraba sus hijos. Y si alguna vez lo hacía, previamente realizaba un boceto a modo de copia, para tener un recuerdo. Por eso hay cuadros de ella en muy pocas iglesias», dijo su hermano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos