Liberty Seguros abandona el patrocinio del equipo y Active Bay continuará su actividad

Manuel Saiz decide seguir al mando de su grupo profesional. La firma americana podría pagar todo el dinero pactado para 2006. Sólo la no presencia en el Tour de Francia desataría un cataclismo

BENITO URRABURU
Liberty Seguros abandona el patrocinio del equipo y Active Bay continuará su actividad/
Liberty Seguros abandona el patrocinio del equipo y Active Bay continuará su actividad

SAN SEBASTIÁN. DV. Horas después de que la empresa americana Liberty Seguros decidiera romper de forma unilateral el contrato de patrocinio que le unía hasta 2008 a la sociedad Active Bay, esta última confirmó que seguirán con el grupo profesional que está formado por 40 personas.

Manuel Saiz hizo llegar a sus directores, Herminio Díaz Zabala, Marino Lejarreta y Neil Stephens la confirmación de que el equipo sigue, que la marcha del patrocinador principal no supone, de momento, que el grupo desaparezca, por lo que cumplirán con los planes previstos en cuanto a las carreras en las que tenían previsto acudir. En un principio lo harán, con los actuales maillots, de los que debería de desaparecer la firma Liberty.

El segundo patrocinador de la formación, Würth, no ha dado de momento su opinión sobre lo sucedido, al contrario que Liberty, que emitió ayer un comunicado oficial en el que decía que «como patrocinador, Liberty Seguros siempre ha querido que primara una cultura de juego limpio y tolerancia cero en materia de dopaje. En noviembre de 2005, y a consecuencia de la suspensión de un corredor por dopaje, reforzamos las cláusulas para conseguir uno de los contratos de patrocinio ciclista más rigurosos en materia antidopaje», señaló en un comunicado Liberty Seguros.

Según la nota, «las implicaciones a consecuencia de la detención de Manolo Saiz son altamente preocupantes: dañan nuestro nombre y el nombre del ciclismo». Liberty Seguros ha notificado a Active Bay, propietario del equipo, «que hemos cancelado nuestro acuerdo de patrocinio y respetaremos las obligaciones financieras asumidas hasta la fecha», concluye la nota.

Cobrar todo el contrato

El patrocinio de Liberty que estaba garantizado hasta 2007, pendiente de una nueva reunión a finales de esa temporada para decidir seguir una campaña más o aumentar el patrocinio por varios años, estaba fijado en torno a unos 7 millones por año.

Si se hace efectivo lo que dice su comunicado de prensa, Active Bay tendría que recibir 3,5 millones de euros, pero la impresión es que pagará todo el contrato.

El presupuesto total de la formación se sitúa en torno a los 9 millones de euros por temporada.

En el contrato firmado había cláusulas sobre determinados asuntos, sobre todo de dopaje, que le permitían romper el contrato como han hecho.

Otros patrocinadores como BH o Etxe-Ondo, entre otros, han dado su apoyo al grupo deportivo.

Manuel Saiz llevaba manejando otras opciones de patrocinio desde hace tiempo, con bastantes gestiones realizadas, de cara al futuro, que le pueden permitir de cara a esta situación excepcional finalizar la temporada.

De esta forma cumpliría con todos los compromisos firmados y posteriormente, a finales de año, decidir el camino a seguir en función de cómo quede su situación en la llamada Operación Puerto, algo que tardará tiempo en saberse, y la de algunos de los corredores del equipo si es que aparecen sus nombres entre la amplia lista que maneja la Guardia Civil.

Un dilema para el Tour

Lo único que podría precipitar los acontecimientos es que el Tour de Francia decidiese no incluir al equipo en su carrera, algo que de momento también se desconoce pero no parece probable, puesto que dentro del equipo no ha habido ningún problema.

Sólo si aparecen corredores de la formación implicadas en las autotransfusiones de sangre o en cualquier otra actividad que tenga que ver directamente con el dopaje podría darse esa posibilidad. En ese caso, el Tour podría verse obligado a prescindir de un buen número de grupos deportivos, españoles y extranjeros, o bien prohibir a esos ciclistas correr el Tour.

De momento, con la actividad deportiva del equipo garantizada, -la presencia de Manuel Saiz en las carreras no es necesaria-, ha llegado un cierto momento de tranquilidad a todos los componentes de la formación que en un primer momento se encontraron en la calle, incluso antes de conocer ayer la decisión de Liberty.

Alguno de los corredores importantes de la formación ya había recibido llamadas para interesarse por su situación.

Los contratos de todos los componentes del equipo están realizado con Active Bay, una práctica habitual en los últimos años en la mayoría de las formaciones ciclistas profesionales, a diferencia de lo que sucedía por ejemplo en la Once y Banesto, en las que los contratos, al menos en los primeros años, se firmaban con la propia empresa.

Después de los confusos momentos iniciales, a pesar de que la situación sigue siendo complicada, la confirmación de que mantienen la actividad ciclista ha generado una cierta calma, a la espera de los acontecimientos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos