Siempre en el ojo del huracán

Siempre en el ojo del huracán/
Siempre en el ojo del huracán

Tiene 51 años de edad y los ha vivido con mucha intensidad. Conocido por su vinculación al deporte, principalmente el ciclismo y el atletismo, el doctor Fuentes obtuvo la licenciatura de medicina en la Universidad de Navarra con sobresaliente. Hizo el MIR y se especializó en ginecología. Juan José González Iturri le metió el veneno por la medicina deportiva en los años 80.

Por medio de Manuel Pascua Piqueras, con Romá Cuyas como secretario de Estado para el deporte, fue médico de la Residencia Blume y médico responsable de la Federación Española de atletismo.

Manuel Pascua entrenaba a su novia, Cristina Pérez, que es su actual mujer, con la que tiene tres hijos. Su llegada al mundo del ciclismo se produjo a finales de 1984 por medio de José Luis Pascua Piqueras, hermano de Manuel, que entrenaba a un grupo de ciclistas como Pello Ruiz Cabestany, Perico Delgado o Jokin Mujika, entre otros. En 1985 le llegó una carta de despedida de la residencia Blume y en 1986 dimitió de su cargo en la Federación Española de atletismo. Acudió al Tour de Francia en 1987 con el equipo Orbea. Cuando se desarmó el Orbea fichó por la Once, en 1990. Luego se iría al Seguros Vitalicio con Javier Mínguez y más tarde al Kelme, con el que estuvo hasta hace dos años.

Una enfermedad de su hijo le hizo dejar en gran medida el mundo del deporte. Su nombre sólo había aparecido cuando Heras dio positivo. Negó cualquier relación con el corredor bejarano. «Es difícil que un ciclista por iniciativa de un tercero se dope, aunque también lo es que un ciclista tome una sustancia prohibida sin que haya esa iniciativa de un tercero» señaló entonces el doctor Fuentes. Hasta ayer, su nombre había desaparecido del mundo del deporte.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos