Txalo Teatro va a por todas

Tras el enorme éxito de La ratonera, preparan una super producción con otra obra de Agatha Christie y la versión en euskera de Arte

ROBERTO HERRERO
Txalo Teatro va a por todas/
Txalo Teatro va a por todas

SAN SEBASTIÁN. DV. La ratonera es una fábrica de marcas. A las décadas que ha estado en la cartelera de Londres, los guipuzcoanos de Txalo le suman otro record complicado en el teatro español: seis años de representaciones y cerca de mil quinientas funciones, llegando incluso a tener dos repartos haciéndola al mismo tiempo, uno estable en Madrid con Jaime Blanch a la cabeza y otro de gira, donde la cabecera de cartel es María Luisa Merlo. Esta última está en cartel y con ella tienen ya todo contratado hasta enero.

La que acaban de echar el telón es la que estaba en el teatro Muñoz Seca de Madrid, pero ya tienen todo preparado para lo que esperan sea una nueva y doble campanada. Esta vez se van a embarcar casi al mismo tiempo en una super producción con otra obra de Agatha Christie y, de paso, han conseguido nada menos que los derechos de autor para representar Arte en euskera, uno de los títulos de mayor éxito del teatro mundial en los últimos diez años.

La nueva obra de Agatha Christue que van a montar es Una visita inesperada y estará de nuevo protagonizada por Jaime Blanch, acompañado por Charo Soriano y otros siete actores. Para dirigirla cuentan con un nombre importante del teatro español: Gerardo Malla, director de obras como Bajarse al moro o La taberna Fantastica. Es también autor y tiene un largo currículo como actor, en títulos como Pares y Nines o Yo me bajo en la próxima, ¿y usted?

En Semana Grande

Los ensayos de Una visita inesperada comienzan el 29 de mayo en el teatro Arlequín de Madrid. Para julio harán unos pases en Barakaldo y en Santander, preparatorias para el estreno, que será en San Sebastián, nada menos que en plena Semana Grande, del 14 al 20 de agosto. En las mejores fechas de toda la programación teatral del verano donostiarra, las que habitualmente se reservan para Pedro Osinaga, que este año no vendrá ya que no tiene obra en gira debido a lo bien que le va en la capital española a él y a Kremel con La extraña pareja. Tras el estreno en el Principal, se van directos al teatro marileño Real Cinema, donde van a estar desde el 30 de agosto hasta diciembre. «Y luego a partir de enero empezamos la gira por toda España»

Xabier Agirre, director de Txalo, sería uno de los habituales de un hipotético puente aéreo entre San Sebastián y Madrid, adonde va habitualmente. Tras regresar de uno de esos viajes está con las pilas puestas, «lo mismo que todos los actores, con los que acabo de estar allí reunido y he visto que están todos encantados porque a cada uno le gusta el personaje que tiene y porque están con muchas ganas de empezar y muy confiados en que esto va a ser un muy buen espectáculo». Se le nota ilusionado y decidido a renovar laureles para lo que ha echado la casa por la ventana. Está orgullosos no sólo de contar con Malla, sino también con que Jaime Blanch haya querido reengancharse con otro Christie, «ya que eso significa que está encantado con nuestra forma de trabajar», explica Agirre, que durante unos cuantos años fue uno de los actores de La ratonera. También han contratado a un escenógrafo e iluminador que trabajan habitualmente con Malla «y que van completar un equipo muy potente».

Un salto adelante

Según Agirre, «a Gerardo Malla le gusta más Una visita inesperada que La ratonera porque dice que este texto mantiene el interés en todo momento. Él, que tiene tanta experiencia, me ha comentado que está sorprendido con lo mucho que Agatha sabe de teatro, aunque lo que más escribiera fueran novelas. A Gerardo le llama la atención el gran detalle con el que describe las acciones, se da cuenta que si quita algo de texto es un problema porque Christie en todo momento va dando pistas, sean falsas o no».

Una visita inesperada «como es normal es una obra de misterio y suspense, pero llena de humor». Lo curioso «es que a los diez munitos ya se conoce al asesino». Así que esta vez el público no podrá jugar a descubrirlo como ocurría con La ratonera, donde regalaban un jamón al que en el descanso acertara. «Ahora, y sólo para las funciones de Donostia, estamos pensando en otra cosa y regalaremos cenas en el Kazkazuri».

Va a ser una producción, asumida al cien por cien por Txalo, que para la compañía significa un salto adelante. «Hasta hace no mucho nosotros a la hora de preparar una obra lo primero que pensábamos es en actores y directores de aquí». Pero quieren abrirse « y entrar más de lleno en un mercado nacional y para ello contar ya con gente de nombre, como Malla, Blanch o Charo Soriano». Dice que esperan estar a la altura con «un nivel de producción bastante más importante de lo que hemos hecho hasta ahora y no sólo me refiero al nivel económico, sino en todos los sentidos. Van a ser doce o trece personas en gira, con un trailer muy grande para mover la escenografía. A todos los niveles poder organizar esto bien es un reto superior a lo que hemos hecho antes y estamos confiados en que también va a ser algo importante en el panorama teatral del Estado español, esperemos hacerlo bien».

Fotos

Vídeos