Habitaciones de hotel para alérgicos

Un establecimiento de Hondarribia implanta por primera vez en España protocolos específicos para el control de alérgenos en habitaciones y menús

JON GOITIA
Habitaciones de hotel para alérgicos/
Habitaciones de hotel para alérgicos

HONDARRIBIA. DV. El Hotel Río Bidasoa de Hondarribia dispone desde este mes de un sistema de reservas y control del ambiente de las habitaciones para viajeros alérgicos, lo que han convenido en llamar greens rooms. El hotel, a través de un protocolo concreto y bajo la dirección técnica de un laboratorio especializado, es pionero en la implantación de este tipo de iniciativas, siendo el primer establecimiento en España que aplica un método completo de análisis y control de aero-alérgenos.

«Las reacciones alérgicas inmediatas al contacto con los alérgenos afectan en la actualidad a un 20% de la población en el mundo, y los científicos calculan que a mitad de siglo estas patologías afectarán a la mitad de la población», afirma el doctor Guillermo Cardona, que es a su vez director técnico de AIA Laboratorios, la empresa de Irun que se encarga de la implantación del sistema en el mencionado hotel.

Mónica Sunsundegui, directora del Hotel Río Bidasoa, afirma que «la puesta en marcha de este servicio está en la línea que venimos manteniendo de ofrecer las mejores prestaciones a nuestros clientes. Conocemos por nuestra propia experiencia las dificultades de estas personas y consideramos que con el esfuerzo para implantar estos sistemas, por un lado, aportamos una solución eficaz y tranquilizadora para sus viajes y, por otro, nos ofrece un elemento diferenciador y muy en la línea de los procesos de calidad que mantenemos desde hace ya algunos años».

Este sistema pionero en España coincide con la XXVI Reunión de la Sociedad de Alergólogos del Norte, que agrupa a los especialistas en esta materia desde Asturias a Navarra y que se desarrollará en las instalaciones del Hotel Río Bidasoa los próximos 26 y 27 de mayo. El tema principal del evento será el de la inmunoterapia específica en alergia, conocida comúnmente como vacunas.

Cuestionario

Las habitaciones que ocuparán las personas alérgicas son exactamente las mismas que las que se reservan para otro tipo de clientes. Se designarán en función del tipo de alergias, la época del año y las estimaciones y recomendaciones que realiza AIA Laboratorios.

A través de la página web del establecimiento (www.hotelriobidasoa.com), los clientes alérgicos pueden rellenar un pequeño cuestionario sobre las causas principales de su afección. Después el protocolo se inicia con la elección de la habitación que más se adecua al cliente. Por ejemplo, se evita que un alérgico a los ácaros o a ciertos tipos de hongos pernocten en las habitaciones más cercanas a piscinas, fuentes o depósitos de agua.

Para asegurarse de que una habitación está libre de alérgenos se cuida hasta el último detalle del establecimiento. «La prevención es fundamental», explica el doctor Cardona.

Ninguna de las habitaciones dispone de moqueta; no se admiten mascotas en la instalación; todos los productos de limpieza son biodegradables; los obsequios de bienvenida como jabones, geles y otros son hipoalergénicos; la limpieza se realiza con aspiradores Rowenta Higiene RO6021 con filtro HEPA, recomendados y únicos homologados por la Sociedad Francesa de Alergología e Inmunología Clínica.

La dirección del Hotel Río Bidasoa está a punto de estrenar un sistema de menús con control de alérgenos para los huéspedes de su establecimiento. Para esta tarea cuenta con el asesoramiento técnico de la dietista Begoña Valdajos, que trabaja por ofrecer menús, recetas y, sobre todo, indicaciones y pautas para las afecciones más comunes en este terreno. «Esta cuestión es extremadamente compleja porque las alergias son muy variadas y no podemos establecer menús en general. Debemos conocer cada cliente para establecer un menú concreto. Este sería el camino ideal, pero en nuestro caso estamos elaborando una serie de pautas de elaboración y control estricto de ingredientes en función de las alergias principales», señala Valdajos.

Reserva con antelación

La reserva debe realizarse con 48 horas de antelación, el tiempo con el que el hotel pone en marcha las medidas oportunas para que todo el protocolo antialérgico funcione. Aunque ya se encuentra en marcha, el sistema será presentado oficialmente a los especialistas a finales de este mes, tras comprobar «los excelentes resultados» de las pruebas.

La directora del establecimiento concluye: «El servicio es adecuado ya que está dentro de los parámetros de rentabilidad. El objetivo es que nuestro cliente, que en este caso es una persona alérgica, se encuentre como en casa».