Ñoñostia

MIKEL G. GURPEGUI

Supongo que un neologismo no es admisible hasta que su uso se asienta en el habla común. Si es así, la Real Academia de la Lengua Española debiera de iniciar trámites urgentes para incluir en la próxima edición de su diccionario las palabras «ñoñostiarra» y «Ñoñostia».

La expresión, no sé si creada pero sí difundida por el compañero Mitxel Ezquiaga, ha triunfado. Descubro en pleno pasadizo subterráneo de Atotxa una pintada con flechas. Hacia allí, «Egia». Para allá, «Ñoñostia». Que es lo mismo que decir que los egiatarras no somos «ñoñostiarras» y que la ñoñería donostiarra nos queda a un kilómetro. Ya quisiéramos, ya.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos