Cumbre socialista aplazada

La comisión ejecutiva federal del PSOE decidió ayer aplazar hasta después del verano la Conferencia Política que los socialistas tenían previsto celebrar entre el 2 y 4 de junio. A propuesta de José Luis Rodríguez Zapatero y debido a los cambios de la agenda política, la dirección retrasó el cónclave al 15, 16 y 17 de septiembre.

El secretario de Organización y Coordinación socialista, José Blanco, explicó que su partido «quiere dar importancia a la cita» por lo que la «intensa» agenda política de los próximos meses «aconseja aplazarla a septiembre». En primavera, el secretario general de los socialistas tendrá que comparecer ante las Cortes para explicar si el Ejecutivo ha verificado que el alto el fuego de ETA es real, afrontar su segundo debate sobre el estado de la nación como presidente de Gobierno, se implicará a fondo en la petición del 'sí' en el referéndum del Estatut y además participará en una campaña que arrancará en Madrid, el 23 de abril para explicar la gestión de su gabinete en los dos primeros años de legislatura.

Los socialistas quieren aprovechar la conferencia prevista en septiembre para actualizar su propuesta política, pero descartan efectuar cambios orgánicos o elaborar el programa electoral para los próximos comicios de 2007.