El Parlamento foral rechaza cualquier negociación con ETA sobre Navarra

La declaración institucional fue aprobada con los votos de los socios UPN y CDN

CRISTINA AGUINAGA

PAMPLONA. DV. La mayoría absoluta que suman UPN y CDN en el Parlamento de Navarra permitió ayer a las dos formaciones forales sacar adelante en la junta de portavoces de la Cámara una declaración institucional en la que se reitera, tras el alto el fuego anunciado por ETA, que no se permitirá que la «voluntad de los navarros sea suplantada por ningún tipo de negociación que implique precios políticos» y que exige que «Navarra no pueda ser utilizada como moneda de cambio». El texto rechaza que el Gobierno de Navarra, al que se le reclama que defienda el proyecto político e institucional de Navarra como comunidad diferenciada, esté formado por fuerzas políticas que no asumen ese proyecto y pretendan «cambiarlo haciendo desaparecer la comunidad».

La declaración tan sólo fue apoyada por los grupos que la plantearon a la junta: UPN y CDN. El segundo grupo en el Legislativo navarro, el PSN, ni siquiera la votó y se distanció especialmente del punto en el que se excluye la presencia de algunos partidos. Tampoco consideró oportuna la declaración y sostuvo que en buena medida el fondo del texto ya había sido suscrito previamente.

El resto de partidos con representación en Navarra, desde IU hasta los nacionalistas de EA, Aralar y PNV, rechazaron la declaración y acusaron a los firmantes de partidismo.

La declaración aprobada por UPN y CDN era la tercera de las que se presentaron para su debate por la junta de portavoces y la única que finalmente se votó ya que Aralar y EA retiraron las suyas. En el texto suscrito el Parlamento manifiesta su esperanza en que «lo que hoy es una tregua se convierta en una auténtica renuncia a todo tipo de violencia». Exige la disolución de la organización terrorista y el abandono definitivo de las armas.

Incluyeron también un «mensaje de prudencia, de respeto a las decisiones de los ciudadanos y de apoyo a las víctimas del terrorismo». El texto recoge el convencimiento de que la declaración es un «logro del talante democrático de todos los ciudadanos» y un llamamiento a la unidad «de todos los partidos democráticos en el convencimiento de que deben ser las instituciones los órganos competentes para el debate de cuantas iniciativas puedan surgir como consecuencia del anuncio de ETA».

La presidenta de EA y portavoz parlamentaria navarra, Begoña Errazti, consideró «una aberración política» que UPN y CDN «utilicen su actual mayoría coyuntural para que el Parlamento se posicione en contra de un gobierno alternativo en Navarra».