Maragall afirma que «aunque en el PSOE quisieran moverme la silla no podrían»

BARCELONA. El presidente de la Generalitat y del PSC, Pasqual Maragall, aseguró ayer que aunque en el PSOE quisieran «moverme la silla» los socialistas españoles «no podrían», porque en Cataluña «es el socialismo catalán el que decide». Recordó que la posibilidad de que el PSC tenga grupo parlamentario propio en el Congreso es «un tema siempre abierto» y añadió que, aunque «seguramente no se va a replantear», el grupo socialista catalán en la Cámara baja «puede volver en algún momento».

En declaraciones a la Ser, admitió haberse sentido «solo» en alguna ocasión durante el debate del Estatut pero aseguró haber aguantado «el chaparrón» convencido de que «la historia te dará la razón».

El secretario de Organización y Coordinación socialista, José Blanco, subrayó que Pasqual Maragall tiene «una amplia confianza» de la ciudadanía de esta comunidad autónoma, del PSC e «inequívocamente» del Partido Socialista. Añadió que «quien puede moverle de la silla a un candidato o a un presidente son los ciudadanos, porque son los que votan». E. P.