Miramón contará en 2008 con un nuevo edificio que acogerá a 600 investigadores

Con una superficie de 5.000 m2, su construcción costará 12 millones de euros. Será parte de un proyecto que incluye otros tres edificios y una zona de ocio.

DAVID TABERNA

SAN SEBASTIÁN. DV. La ciudad de la innovación y el conocimiento crece año a año en las faldas de Miramón. El Parque Tecnológico invertirá doce millones en la construcción de un nuevo edificio de 5.000 metros cuadrados que podrá acoger a cerca de 600 investigadores. Destinado a uso empresarial de carácter tecnológico, el nuevo recinto se construirá en la zona de las Torres Arbide y estará operativo en la primavera de 2008. Será la primera actuación de un proyecto que incluye otros tres edificios que abarcarán en total 22.000 metros cuadrados.

«Este proyecto será un pulmón, un valor añadido para Donostia y para Gipuzkoa», señaló Julián Sánchez Alegría, presidente de la Red de Parques Tecnológicos del País Vasco, durante la presentación del nuevo edificio. El Parque Tecnológico de Miramón abre sus puertas a nuevos actores tras «un excelente 2005, donde 46 empresas han facturado 306 millones de euros, un 29% más que el año anterior».

Acelerar los proyectos de innovación, atraer talento, y «situarnos al nivel de las regiones más avanzadas de Europa», son algunos de los objetivos que se pretenden encarar con la construcción del nuevo complejo de 22.000 metros cuadrados en Miramón. Diseñado por el arquitecto donostiarra Joaquín Montero, el Plan de Reforma Interior de Torres de Arbide prevé la urbanización de la zona y la construcción de los cuatro edificios para acoger nuevos proyectos en el parque.

Si bien el nuevo recinto -bautizado con el nombre de A1- estará operativo en primavera de 2008, el conjunto tardará ocho o diez años en tomar forma y necesitará una inversión de 45 millones de euros.

Los cuatro edificios, de 5.000 metros cuadrados cada uno y 3.150 bajo rasante, respetarán el «liderazgo» de las Torres Arbide. El proyecto incluye una plaza urbana que permite el acceso a los recintos, un área de ocio, un ascensor panorámico y una escalera de acceso para llegar a un aparcamiento público. Además, cada edifico contará con su propio parking, que incluirá 64 plazas. En total, serán 256 las plazas disponibles.

Octubre será el mes en el que comiencen las tareas de construcción del primer edificio. Cada planta, que tendrá aproximadamente 1.800 metros cuadrados, permitirá acoger uno o dos proyectos.

«El edificio cubre las necesidades para dos o tres años y podrá acoger a 500 o 600 investigadores», adelantó Joaquín Tellería, director del Parque Tecnológico de San Sebastián, que cifró en cerca de 1.800 las personas que podrían trabajar en los cuatro edificios una vez ya estén operativos.

86% de ocupación

Adelantarse a las necesidades. Esa es la máxima del director del Parque Tecnológico de San Sebastián. Tellería señaló que la ocupación del parque es «actualmente del 77%, y para finales de año se prevé que llegue al 86%», por lo que este proyecto «servirá para cumplir las expectativas del parque en los próximos dos o tres años».

Tellería puntualizó que «aún quedan libres unos 3.500 metros cuadrados del parque, pero hay que anticiparse a la demanda». Aún así, el director del parque admitió que aún no hay empresas interesadas en ocupar los 5.000 metros cuadrados del nuevo edificio.

Este nuevo proyecto es fruto del acuerdo que el Parque Tecnológico de San Sebastián alcanzó en 2003 con el Ayuntamiento de Donostia, un acuerdo que permitía ampliar en 49.000 metros cuadrados la superficie edificable del parque, hasta alcanzar los 213.000 metros cuadrados. A raíz de ese acuerdo, el parque tenía vía libre para efectuar mejoras urbanísticas en el área natural de Miramón. En la presentación del proyecto de Torres de Arbide se remarcó que la ampliación de la superficie edificable permitirá acoger futuros e importantes proyectos.

Fotos

Vídeos