Batasuna afirma que el proceso hacia la paz está «blindado» y llama a la tranquilidad

Barrena asegura que «cada día resta menos tiempo para la puesta en marcha de la solución» Acusa al PSOE de ser «el responsable de las agresiones judiciales»

A. GONZÁLEZ EGAÑA
Batasuna afirma que el proceso hacia la paz está «blindado» y llama a la tranquilidad/
Batasuna afirma que el proceso hacia la paz está «blindado» y llama a la tranquilidad

SAN SEBASTIÁN. DV. El dirigente de Batasuna Pernando Barrena llamó ayer a la tranquilidad y a la confianza en que «cada día resta menos tiempo para la puesta en marcha de un proceso de soluciones que es imparable» y aseguró que el camino hacia la paz está «blindado» por la «gran mayoría social» de Euskadi. Los ciudadanos han sido quienes, a su juicio, han creado las condiciones sociales y políticas para que el proceso avance y para que «las agresiones judiciales que pretenden impedirlo caigan en saco roto».

Barrena habló en San Sebastián, en nombre de los seis miembros de la izquierda que están llamados a declarar a partir de esta tarde en la Audiencia Nacional por los incidentes derivados de la huelga del pasado jueves. El dirigente abertzale ejerció de portavoz de Arnaldo Otegi, Juan José Petrikorena, la abogada Arantza Zulueta, el ex portavoz de Gestoras pro Amnistía Juan María Olano y al secretario general de LAB, Rafael Díez Usabiaga. Todos ellos estuvieron presentes en una rueda de prensa que comenzó una hora más tarde de lo previsto, por el retraso de Otegi debido a un «problema médico».

Convencido de que se están dando pasos en la dirección necesaria y de que las condiciones objetivas para poder poner en marcha «en breve» un proceso de soluciones «están sobre la mesa y son más evidentes que nunca», Barrena transmitió la consideración de que ningún tipo de agresiones ni judicial ni de cualquier otra índole «van a mermar en absoluto la determinación de Batasuna y de toda la izquierda abertzale para que el proceso de soluciones sea posible».

«Nerviosismo»

Ante la atenta mirada de Otegi, que esta tarde será interrogado por el juez Fernando Grande-Marlaska y se enfrenta a una petición fiscal de prisión incondi- cional, Barrena reflexionó que el proceso «no va a ser fácil en absoluto». «Nunca ha sido fácil hacer política en este país para los que queríamos abrir escenarios diferentes, para los que apostábamos y seguimos apostando por el cambio político», apostilló.

La sociedad vasca necesita, a su juicio, poner en marcha un proceso de soluciones basado en el respeto a la palabra y a la decisión de la ciudadanía vasca y «eso tarde o temprano va a ocurrir; más temprano que tarde». «Este país y sus ciudadanos son la garantía de que eso va a ser así», insistió.

Barrena defendió la tesis de que la decisión judicial responde a un impulso político y «al nerviosismo» de los que están en contra de que el proceso avance, pero advirtió de que los seis llamados a declarar esta semana no quieren entrar en polémica sobre quién está detrás de la decisión de la Audiencia Nacional. «No vamos a entrar en ningún tipo de especulación, ni de debates técnicos jurídicos y muchísimo menos en especulaciones de tipo político a la hora de determinar quién, cómo o cuándo puede estar detrás de este tipo de agresiones que pretenden obstaculizar la puesta en marcha de un proceso de soluciones».

Sí afirmó, sin embargo, que «es más que evidente que la responsabilidad de lo que está pasando y pueda pasar reside en el gestor actual del gobierno español, que no es otro que el Partido Socialista, y argumentar lo contrario nos parece una broma de bastante mal gusto».

El portavoz de los encausados apeló a la responsabilidad de todos «los que creemos en este proceso» para intensificar la respuesta en clave política. «Cuantas más agresiones ofreceremos más iniciativas en clave de proceso, para llevar a este país a un escenario de paz y de soluciones», argumentó Barrena.