La 'kale borroka' se intensifica a raíz de la segunda muerte de un preso en una semana

Un recluso acusado de colaborar con ETA muere de infarto en Aranjuez. Varios heridos en los altercados durante las movilizaciones de protesta

La 'kale borroka' se intensifica a raíz de la segunda muerte de un preso en una semana/
La 'kale borroka' se intensifica a raíz de la segunda muerte de un preso en una semana

SAN SEBASTIÁN. DV. Los incidentes se intensificaron ayer en Euskadi tras conocerse la segunda muerte de un preso en lo que va de semana. Roberto Sainz Olmos, acusado de presunta colaboración con ETA, falleció ayer en la cárcel de Aranjuez a causa de un infarto, tan sólo cuatro días después de que el preso de ETA Igor Angulo apareciera muerto en la prisión de Cuenca el pasado lunes. Desde entonces se han multiplicados los actos de kale borroka contra la Ertzaintza, varios batzokis y sedes socialistas o cajeros automáticos.

Los ataques arreciaron ayer con la muerte de Sainz. Uno de los incidentes más graves se produjo ayer tarde en Vitoria durante una manifestación de protesta. Tres personas fueron detenidas, una de ellas por presunta resistencia a la autoridad (el portavoz de la asociación de víctimas del 3 de marzo, Andoni Txasko), y ocho resultaron heridas, según Askatasuna. La Ertzaintza actuó contra varios manifestantes que participaban en una marcha en recuerdo de los cinco trabajadores muertos el 3 de marzo de 1976 en Vitoria, al portar fotos de los dos presos muertos esta semana. El Departamento de Interior del Gobierno Vasco había prohibido todos los actos de apoyo a los dos reclusos fallecidos.

En el transcurso de los incidentes se hicieron barricadas con contenedores en las calles cercanas. El dirigente de EA Rafa Larreina, presente en la manifestación por el 3 de marzo, intercedió entre la Ertzaintza y los manifestantes para que no hubiera incidentes, logrando que se retiraran las fotos de los presos de ETA y continuara la marcha. No obstante, algunos manifestantes comenzaron a corear lemas como «Balza y Fraga son lo mismo». También hubo enfrentamientos ayer tarde en otras movilizaciones prohibidas por la Ertzaintza en varias localidades como Zarautz, Bilbao, Portugalete o Durango.

Ataques en Durango

Anoche, en Durango, desconocidos atacaron con cócteles molotov dos cajeros de sendas sucursales bancarias y una oficina de Correos, según informaron fuentes del departamento vasco de Interior. Los ataques ocurrieron pasadas las nueve de la noche, cuando un grupo de desconocidos lanzaron botellas incendiarias contra los cajeros automáticos ubicados en las cercanías de la calle Andra Mari. La oficina postal, que está en el casco urbano, sufrió el ennegrecimiento de la persiana de entrada.

Por la mañana se registraron disturbios en Vitoria en otra manifestación, prohibida por el departamento de Interior, en la que dos ertzainas resultaron heridos leves y un manifestante fue detenido. La marcha se produjo tras un acto de Batasuna en recuerdo de los sucesos del 3 de marzo de 1976 y tras conocerse la muerte de Sainz.

Poco después de estos incidentes, un grupo de radicales apedreó el batzoki del barrio vitoriano de Zaramaga. Las piedras rompieron las lunas que precisamente habían sido repuestas en la tarde del jueves tras el ataque del pasado miércoles a esta misma sede del PNV. También se produjeron incidentes en otras localidades como Getxo, donde hacia las cuatro y cuarto de la tarde violentos apedrearon el batzoki del barrio de Algorta y quemaron contenedores en los alrededores.

Los socialistas también fueron víctimas de estas acciones. Así, desconocidos realizaron ayer múltiples pintadas en Portugalete, contra el PSOE y la política de dispersión. Asimismo, en el barrio portugalujo de Repelega desconocidos realizaron pintadas en un autobús y rociaron con spray a una viajera que les increpó. En Arrasate también hubo cargas policiales contra una movilización, según Askatasuna.

Cócteles en Arrasate

Durante la noche del jueves, antes de la muerte de Sainz, ya se habían producido otros actos violentos. El primero se produjo a las 22.30 horas en las avenidas Viteri y Garibai de Arrasate, donde desconocidos arrojaron varios artefactos incendiarios contra tres cajeros automáticos. El segundo se registró pasada la una de la madrugada en Vitoria, donde arrojaron cócteles molotov contra un cajero y atacaron una cabina de teléfonos. Además, la Ertzaintza investiga si el incendio de cuatro vehículos en un aparcamiento del barrio Oriamendi de Billabona fue fortuito o intencionado.

La escalada de incidentes comenzó el lunes tras conocerse la muerte de Angulo. Ese mismo día, varios jóvenes se enfrentaron por la noche a la Ertzaintza en el Boulevard durante una manifestación no permitida. Tres personas fueron arrestadas. El martes, violentos lanzaron cuatro cócteles molotov contra la fachada del Palacio de Justicia de la capital guipuzcoana y desconocidos atacaron la sede de UGT en Alsasua. El miércoles, una veintena de radicales asaltaron a plena luz del día la casa del pueblo del PSE-EE en el barrio bilbaíno de Rekalde. En la madrugada del jueves, fue atacado un cajero en Lezo.

Además, esta semana también se han perpetrado dos atentados con bomba de ETA, contra el juzgado de paz de Mungia y el Instituto Social de la Marina de Mutriku, con importantes daños.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos