«El tono hay que tenerlo siempre alto para conducir ‘TNT’»

La periodista Yolanda Flores se presenta ante un nuevo reto profesional, y esta vez, con un programa propio. ‘TNT’ es la gran oportunidad de esta madrileña.

J. LUIS ÁLVAREZ
«El tono hay que tenerlo siempre alto para conducir ‘TNT’»/
«El tono hay que tenerlo siempre alto para conducir ‘TNT’»

Yolanda Flores ha dejado de ser la eterna sustituta de la televisión. Desde hoy se encargará de la conducción del espacio nocturno TNT, después de la salida de Jordi González del programa para conducir el espacio nocturno Engaño, un concurso en el que se pondrán a prueba las infidelidades. La periodista, que asegura que el late night de Tele 5 continuará con un tono «siempre alto», no descarta con el tiempo darle un aire más personal al espacio. Su tesón le ha llevado a formar parte del equipo de grandes profesionales a lo largo de una larga carrera. Siempre en la sombra, la periodista madrileña, salía ante las cámaras sabedora de ser siempre la eterna sustituta. Pero la audiencia la respetó. Maria Teresa Campos siempre habló maravillas de ella, y en cada época estival Yolanda se hacía con las riendas de Día día en Tele 5, mientras su jefa, se tomaba un respiro. Los rumores sobre la conducción de un programa propio se sucedían en los pasillos de la cadena de Fuencarral, pero nunca se llevabaron a cabo. En esta última etapa la hemos visto defendiendo el magacín de tarde A tu lado, sustituyendo a Emma García. Y se desenvolvió bien. Ahora por fin, logra su objetivo, un programa propio para la eterna sustituta, ¿tendrá suerte? Su tesón en estas lides lo merecen.

– Por fin tiene un programa en propiedad, tras ser la eterna suplente de María Teresa Campos (Día a día) y de Emma García (A tú lado)

– Este es mi programa. Por fin y por ahora. Me voy a dedicar al mismo en cuerpo y alma.

– ¿Eso supone que deja Radio Nacional de España y su programa De cine?

– ¿Cómo voy a dejar la radio? No, permanece conmigo porque es mi cordón umilical. Siempre ha estado ahí, en lo bueno y en lo malo, es mi vida.

– ¿Cambiará TNT con su llegada a la presentación?

– La dirección del programa ha acordado, por el momento, mantener su estructura actual. Tengo mi estilo y mi personalidad, por lo que no se si con el paso del tiempo el programa podría tener alguna variación. Eso se podrá decidir en las próximas semanas.

– ¿Estas novedades podrían venir de la mano de la temática del programa?

– Continuarán los temas de corazón, los temas de investigación y los temas de sexo. Se mantiene la misma estructura, hasta que veamos cual es el tono que le doy al programa.

– ¿Pero seguirá siendo un tono subido?

– El tono tiene que estar siempre alto. Como baje es que se está durmiendo. Hay que pensar muy bien todos los temas, como se ha hecho hasta ahora, para seguir enganchando al público.

– ¿Un programa nocturno le permite tratar los temás con mayor libertad al no haber público infantil?

– Nunca me han dicho haz esto o no digas aquello, sino 'se tú misma'. Me muevo siempre por el respeto y la educación, creo haberlo demostradoen cada una de mis intervenciones en televisión Me da igual si las cosas se tratan a las 3 de la madrugada que a las 12 del mediodía.

– ¿Que añadiría a este programa?

– Nada, porque a mi me gusta tal como está. Luego cuando me siente en la mesa entonces diré si me hubiera gustado esto o lo otro. Mi papel no sólo será el de presentar, porque me gusta implicarme en las cosas que hago y trabajarlas mucho.

– ¿Sale dispuesta a competir cada lunes con 7 días y 7 noches que conduce Tersa Viejo en Antena 3?

– Salgo a tener una buena audiencia, para hacer el mejor programa de la noche, donde quiero darlo todo y me gustaría recibir la respuesta que siempre he recibido del público. No me puedo quejar, siempre se ha portado muy bien conmigo. Cada una tenemos nuestro estilo personal a la hora de conducir un espacio y cada una tenemos nuestros temas y el mando es el que decide.

– Después de esta experiencia, qué prefiere, ¿la televisión o la radio?

– No podría vivir sin la radio, quizás ahora tampoco sin la televisión. Antes me decantaba más por la radio, soy mujer de radio y todo lo que soy y lo aprendí en la radio, pero ahora se han fundido los dos amores.