Niegan que un acto por una presunta etarra fallecida fuera un homenaje a ETA

MADRID. La Fiscalía mantuvo ayer su petición de año y medio de prisión para Lander Etxebarria e Igor González por un presunto delito de enaltecimiento del terrorismo durante un acto de recuerdo a una presunta miembro de ETA. Los dos acusados negaron, durante el juicio celebrado en la Audiencia Nacional, haber homenajeado a ETA.

Etxebarria, entonces concejal de Euskal Herritarrok (EH) del Ayuntamiento de Bilbao, y González, quien solicitó la autorización para celebrar el acto, se enfrentan a esa petición de pena del fiscal por el homenaje que se tributó el 15 de agosto de 2002 en Bilbao a la presunta miembro de ETA María Teresa Pérez, quien murió junto a otro supuesto activista mientras manipulaban explosivos en 1987.

En su declaración, Etxebarria negó que en el acto se profirieran gritos a favor de ETA y aseguró que se trataba de un acto de recuerdo de carácter privado de familiares y amigos. González declaró que no asistió al homenaje y que solicitó su autorización porque se lo pidió su madre, miembro de un colectivo de apoyo a presos, según fuentes judiciales. EFE