Un bando del Ayuntamiento de Salamanca califica el traslado de "expolio"

Insiste en en que el "único objetivo es satisfacer un compromiso político con quienes no creen en España"

EFE | SALAMANCA

Un bando publicado hoy por el Ayuntamiento de Salamanca insiste en calificar el traslado de parte de los documentos del Archivo de la Guerra Civil hasta Cataluña de "expolio", que tiene como "único objetivo satisfacer un compromiso político con quienes no creen en España".

El alcalde de la ciudad, Julián Lanzarote, ha leído el texto en una convocatoria institucional y ha preferido no hablar de la decisión adoptada por la Audiencia Nacional sobre la paralización del traslado de documentos, ya que es un "tema jurídico" del que hablará el portavoz del equipo de gobierno, Fernando Rodríguez, como especialista, según ha explicado ante los medios de comunicación.

El bando recuerda que el día 19 de enero será una "jornada triste para Salamanca", ya que sus ciudadanos sufrieron una "humillación innecesaria" por parte del Gobierno, que propició que "sin despertar el nuevo día" el "expolio" ya estuviera "consumado".

En el documento municipal, el Ayuntamiento califica de "nuevo bochorno" para el Gobierno central el hecho de que la Audiencia Nacional haya decretado la inmovilización cautelar de los documentos que fueron transportados ayer desde la sede del Archivo General de la Guerra Civil hasta el Ministerio de Cultura, en Madrid, como paso previo a su traslado a Cataluña.

Julián Lanzarote "hace saber" en el bando que se trata de "un acto irreversible perpetrado con prepotencia y nocturnidad, en contra de lo prometido por el mismo Gobierno que ha protagonizado tamaña tropelía y utilizando para ello todos los medios coercitivos de los que dispone el Estado".

El texto critica la "humillación gratuita infligida a Salamanca por un Gobierno que emplea toda su fuerza contra los que siempre nos hemos limitado a cumplir la Ley y, en cambio, es sorprendentemente débil con los que se regodean en su incumplimiento".

El regidor salmantino se lamenta también de que el Archivo haya dejado de existir, ya que "está condenado irremisiblemente a su desaparición y se destruye así una parte del patrimonio común de los españoles, triunfando el chantaje político frente a la razón científica y técnica".

Reitera en el bando que "el expolio, consumado por un Gobierno débil e hipotecado, se ha materializado con inexplicables urgencias para que el botín llegara en fecha y hora a Cataluña".

Lamenta el alcalde que no se haya escuchado "a las miles de personas, expertos e instituciones que han respaldado públicamente la unidad del Archivo de la Guerra Civil".

Tras recordar que "se ha incumplido la ley", Lanzarote insiste en que "estamos ante un atropello cultural y un dislate sin precedentes que traerá graves consecuencias a corto, medio y largo plazo para el patrimonio histórico español".

El bando alude también a "la mano que ordenó (en 1995) a la Policía Local defender los documentos a la puerta del Archivo", en alusión al entonces regidor salmantino y actual subdelegado del Gobierno en Salamanca, Jesús Málaga, quien "ha firmado ahora de su puño y letra la orden para que los cuerpos de seguridad del Estado velaran por la salida de los mismos documentos".

Tras mostrar el agradecimiento a los que se han posicionado a favor del Archivo, el alcalde transmitió la intención de "seguir luchando para que esta situación arbitraria e injusta sea reparada a través de todos los medios que nos concede el Estado de Derecho".