Rajoy acusa al Gobierno de ser un "caldo de cultivo excelente" para los nacionalistas

El dirigente piensa que el Estatut es "malo para España, pero es especialmente malo para los catalanes y bueno para los políticos de Cataluña"

EFE | VALENCIA
Rajoy acusa al Gobierno de ser un "caldo de cultivo excelente" para los nacionalistas

El líder del PP, Mariano Rajoy, ha acusado hoy al Gobierno de estar "falto de rumbo", de "improvisar" y de ser un "caldo de cultivo excelente" para los "nacionalistas radicales", y destacó que el PP defenderá que "España es una nación, que España será lo que quieran los españoles y no cinco señores reunidos".

Rajoy ha intervenido en el acto que el PP ha celebrado hoy en Valencia, que ha reunido en la Feria de Muestras a cerca de 15.000 militantes y simpatizantes del partido, según fuentes de los convocantes, bajo el lema "Por un modelo de España que va más allá del color político". Con este mitin, que rebasó las previsiones iniciales del PP en cuanto a asistencia, el PP celebró su primer gran acto nacional que supone el arranque para preparar las próximas elecciones autonómicas y municipales de 2007 y las generales de 2008.

En su intervención, Rajoy pidió al PSOE que haga "honor a la palabra dada" y respete el acuerdo alcanzado entre PP y PSOE en torno al Estatuto de la Comunidad Valenciana porque de lo contrario, dijo, está región se convertiría en "moneda de cambio de los cambalaches entre Zapatero y sus socios nacionalistas". Acompañado por el presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, y el presidente provincial del PP, Alfonso Rus, Rajoy aseguró que no respetar ese consenso "sería una nueva cesión a los nacionalistas".

Los nacionalistas se aprovechan de la falta de rumbo del Gobierno

El proyecto de reforma del Estatuto de Cataluña fue el otro eje en torno al cual giró la intervención de Rajoy, quien aseveró que defenderá que "España es una nación, que España será lo que quieran los españoles y no cinco señores reunidos", en referencia a las reuniones que están celebrando el PSOE, los partidos del tripartito catalán y CiU para alcanzar un acuerdo. "Tenemos un Gobierno falto de rumbo, que improvisa un día sí y otro también, es un caldo de cultivo excelente, y a fe que lo aprovechan, para los nacionalistas radicales", apostilló.

Rajoy destacó que el Estatuto catalán es "malo para España, pero es especialmente malo para los ciudadanos de Cataluña y especialmente bueno para los políticos de Cataluña" que, continuó, "le arrebatan poder al Estado y mucho más a los ciudadanos de Cataluña, a los empresarios y a la sociedad dinámica", al tiempo que criticó que se "excluya" de este debate al PP.