Euskadi y Navarra dejan de tener la gasolina más barata en favor de La Rioja y Aragón

El 'céntimo sanitario' convierte a Castilla La Mancha, Cataluña, Madrid, Asturias, Galicia y Valencia en las regiones más caras El precio medio de las gasolinas supera ya el euro por litro y el del gasóleo los 90 céntimos

PABLO ALLENDESALAZAR

MADRID. Castilla-La Mancha se ha convertido con la llegada del nuevo año en la comunidad autónoma donde resulta más caro repostar carburantes, cuando hasta ahora sus precios habían estado por debajo de la media española. La razón de este súbito encarecimiento es el inicio de la aplicación del céntimo sanitario, un recargo en el impuesto de hidrocarburos que las autonomías pueden aprobar para financiar el sistema público de salud. El Gobierno regional de José Luis Barreda decidió el pasado septiembre adoptar el nivel máximo de esta tasa, con lo que todos los combustibles se han encarecido desde entonces en 2,4 céntimos por litro.

Algo parecido sucede en la Comunidad Valenciana, donde la Generalitat que dirige Francisco Camps ha decidido aplicar la tasa desde el pasado día 1. Así, los precios en esta comunidad se sitúan también por encima de la media, como sucede con el resto de autonomías con recargo.

Castilla La Mancha y Comunidad Valenciana se suman a Cataluña, Madrid, Asturias y Galicia, que ya imponen el sobrecoste desde hace tiempo.

Las más baratas

En el lado opuesto, La Rioja y Aragón han pasado a ser las comunidades más baratas, relevando de ese privilegio a Cantabria, Navarra y País Vasco.

Según los datos que las estaciones de servicio proporcionan cada semana al Ministerio de Industria, los distintos tipos de gasolina costaban una media de 1,039 euros por litro el pasado día 2 en España. La de 95 octanos se vendía a 0,97 euros; la de 98 a 1,082 y la de 97 octanos sustituta de la súper, a 1,067 euros. El gasóleo, por su parte, se comercializaba a una media de 0,918 euros por litro.

Los conductores castellano-manchegos son los que más tienen que rascarse el bolsillo al verse obligados a pagar 0,933 euros por litro de gasóleo; 0,982 por la gasolina de 95 octanos; 1,093 por la de 98 y 1,077 por la de 97.

Cataluña y Madrid acompañan a Castilla y La Mancha en el podio. Los automovilistas catalanes pagaron de media las gasolinas a 1,051 euros y los diésel a 93,2 céntimos. Unos precios muy similares a los de las estaciones de servicio de la capital (1,049 y 0,93 euros). Justo por detrás se situó Asturias (1,049 y 0,945), que aplica un sobrecoste de 20 céntimos por litro, y Galicia (1,052 y 0,94), donde el pago extra asciende a 18 céntimos. La Comunidad Valenciana ha comenzado a aplicar este mes diferentes sobrecostes en función del cliente (profesional o no).

400 millones

Gracias al céntimo sanitario, las cuatro comunidades que lo tenían implantado a comienzos de 2005 han podido incrementar su recaudación en un total de 400 millones de euros. Aún queda otro margen de 500 millones que puede ser aprovechado por el resto de comunidades. Además, el Gobierno decidió a finales de noviembre doblar el tipo máximo permitido, hasta los 4,8 céntimos por litro.

También se han producido cambios en el grupo de autonomías donde resulta más económico repostar. La Rioja ha pasado a ser la comunidad más barata, pues las gasolinas se vendían a comienzo de año a 1,022 euros y los gasóleos se comercializaban a 90,5 céntimos. Muy próximo quedó el registro de precios de Aragón (1,023 y 90,6). Los conductores de estos territorios han sustituido como los más afortunados a cantabros, navarros y vascos, que eran los que menos pagaban en verano, cuando se sucedieron los máximos históricos en el coste de los combustibles por el encarecimiento del petróleo.

Navarra (1,023 y 0,907 euros) y País Vasco (1,027 y 0,905) ocupan ahora la tercera y la cuarta posición, respectivamente, entre las regiones más baratas. En cambio, los precios en Cantabria (1,032 y 0,904euros) se han incrementado hasta casi alcanzar la media nacional. Entre unas y otra se han situado Castilla y León (1,025 y 0,906), Andalucía (1,026 y 0,907), Baleares (1,025 y 0,91) y Extremadura (1,029 y 0,908). COLPISA