Kutxa aumentó un 12% su beneficio en 2005 pese a los gastos de expansión

Ganó 176 millones gracias al aumento en un 23% de los recursos administrados, que alcanzaron los 14.368 millones La apertura de 36 oficinas incrementó los gastos un 17%

MIGUEL ANGEL MATA

SAN SEBASTIÁN. DV. La fuerte expansión iniciada el año pasado por la caja de ahorros Gipuzkoa San Sebastián (Kutxa) y el aumento del gasto que conlleva no ha impedido que la entidad haya logrado mejorar su resultado en 2005. La caja ganó 176,1 millones, un 11,9% más que el año anterior, a pesar de que los gastos de explotación aumentaron un 17% (en 31 millones) en gran parte consecuencia de la apertura de 35 oficinas en España y una en Pau (Francia) y del desarrollo de Banco Madrid, la firma de banca privada de la caja.

Como se sabe, Kutxa se ha embarcado en un ambicioso proyecto de crecimiento (plan Hamar) con el que prevé duplicar su tamaño en 2010, al margen de lo que sucede con el frustrado proyecto de fusión con BBK y Vital. Para ello prevé inversiones de 1.000 millones, abrir 115 oficinas fuera de Gipuzkoa hasta 2007, abordar el mercado francés e incorporar 500 personas a su plantilla.

«El primer año del plan no ha podido ser más brillante», destacaron fuentes de la entidad. El aumento del gasto (17%) y los menores resultados de las inversiones en renta variable (-31,4%) se vieron compensados con creces por el aumento del negocio. El margen de intermediación mejoró un 7,3%, hasta 222 millones, y el ordinario se aceleró un 26,5%, hasta 470 millones.

Fue consecuencia del aumento en un 23% de los recursos administrados, que alcanzaron los 14.368 millones, casi 2.600 millones más que en 2004. También mejoró la inversión crediticia, que superó por primera vez en la historia los 10.000 millones (10.412), un 19,6% más que el año precedente.

Ese aumento de la actividad supuso un alza del 14% en los ingresos por comisiones que, unido al resultado de operaciones financieras, propició que, aun con unos gastos mayores, el margen de explotación creciese un 35,7%, hasta los 257,6 millones. Con todo ello, la caja que preside Carlos Etxepare obtuvo un beneficio de 214,8 millones antes de impuestos y de 176,1 millones netos consolidados.

Los recuros propios ascienden a 1.876 millones, un 19,1% superiores a los de 2004. La caja logró mantenerse en los puestos de cabeza del sistema financiero español en cuanto a ratios de rentabilidad (1,25% sobre balance medio), solvencia (16,25%), eficiencia (45,27%), y morosidad (0,46%). Además, mantuvo en 2005 su calificación crediticia A+ y A1, una de las mejores para entidades de su tamaño.

Internet y expansión

El desarrollo de los nuevos canales de negocio continuó al alza. La Banca on line representa ya el 42,9% de todas las operaciones tramitadas por Kutxa.

Por otra parte, la expansión fuera de Gipuzkoa llegó el año pasado a Galicia y se intensificó en las zonas turísticas de Andalucía y Comunidad Valenciana. La caja cuenta ya con casi tantas sucursales fuera (124) como en Gipuzkoa (128), si bien el negocio en el territorio aún supone más del 85% del total de la caja. En cuanto al empleo, Kutxa cerró el año con 2.444 trabajadores, un 12,7% más que doce meses antes.