¡Niños, a la cocina!

Portada del libro. /
Portada del libro.

El pastelero Christian Escribá, hijo del 'mago del chocolate', publica 'La cocina de Peter Pan', recetas para que adultos y niños se diviertan entre fogones preparando postres exquisitos y muy sencillos

PILAR MANZANARESmadrid

¿Que os parece compartir una tarde en la cocina con vuestros hijos? ¿Y que ellos sean los chefs? Pues eso es lo que pretende Christian Escribá, que forma parte de la cuarta generación de una saga de pasteleros que empezó en 1906 en la Gran Vía de Barcelona.

Hijo de Antoni Escribá, considerado 'el mago del chocolate', no solo es famoso por sus sorprendentes pasteles y por haber sido reconocido como Mejor Pastelero de España por la Academia Española de Gastronomía, también por los Candy Glam Rings, unos dulces que se venden en 16 países.

Más información

Experto en formar a otros, Escribá ha publicado ahora 'La cocina de Peter Pan', editado por Planeta Gastro, un divertido libro de recetas para niños escrito en su propio lenguaje y con trucos que ellos pueden comprender y practicar como un juego. Un libro perfecto para niños que quieren divertirse entre fogones y padres que desean unirse a ellos en una tarde de lo más divertida y exquisita.

Además de estar diseñado para ser participativo, el libro contiene trucos, informaciones curiosas y consejos prácticos, que incluyen la limpieza de la cocina y la seguridad en ella, junto a las recetas, que se muestran paso a paso fotográficamente. Según cada capítulo, los pequeños chefs pueden aprender a hacer mini dulces, pasteles fondant, cakepops, cupcakes, postres en vasitos, salsas dulces, chucherías y pasteles para celebrar.

«Mi objetivo es que los niños se lo pasen muy bien y descubran algunas de sus habilidades, que pongan a prueba sus capacidades, que aprendan a dar rienda suelta a su imaginación y que, ante todo, disfruten degustando con los suyos esos dulces tan ricos que han podido crear», explica el maestro pastelero.

Crema catalana, turrón de Jijona, pizzaimadas, gelatinas de naranja y frambuesa, merengues, helados, batidos de tarta de manzana, paella de arroz con leche y un montón de postres muy sencillos de hacer por los jóvenes reposteros.

Receta Tarta del sol

Como ejemplo, nada mejor que darte una receta como adelanto del libro, cortesía de Escribá. Vamos a hacer una Tarta del sol para 4 personas.

Utensilios: cuchillo, tabla de cortar, manga pastelera, rodillo, horno, papel de horno, papel film, cazo, colador, varilla.

Ingredientes: 300 g de harina, 50 g de harina de avellanas o almendras, 120 g de azúcar lustre, 175 g de mantequilla, de limón, sal, 5 huevos, 225 g de leche, 25 g de nata, media vaina de vainilla, 65 g de azúcar, 25 g de almidón de maíz, 200 g de mango, 400 g de naranja, 300 g de piña y 40 g de gelatina neutra (opcional).

Preparación:

1. Prepara la masa brisa según la receta básica. La de Escribá se hace mezclando en un bol 300 g de harina con 50 g de harina de almendras o avellanas, 120 g de azúcar lustre y 160 g de mantequilla fría. Hay que conseguir una textura arenosa. Después se le añade la ralladura de 1/4 de limón, una pizca de sal, 2 yemas de huevo y se mezcla hasta obtener una masa lisa y homogénea. Se reserva en la nevera.

2. Después estira la masa entre dos papeles de horno con un rodillo hasta obtener un grosor de unos 3 milímetros.

3. Corta un disco de masa de 18 centímetros de diámetro.

4. Con la masa restante realiza un rulo de 1,5 centímetros de grosor y colócalo alrededor del perímetro del disco.

5. Con la ayuda de los dedos levanta un borde en el disco de unos 2 centímetros de alto.

6. Pon la masa en el congelador para que se enfríe bien durante una media hora.

7. A continuación, hornéala a 175º C durante 20-25 minutos hasta que la masa esté bien cocida.

8. Reserva y deja enfriar.

9. Ahora elabora la crema pastelera (430 g). Para ello, hay que calentar 225 g de leche, 25 g de nata y media vaina de vainilla abierta por la mitad.

10. En un bol, mezcla la yema de huevo (1 yema y media) con 1 huevo entero pequeño, 65 g de azúcar y 25 g de almidón de maíz.

11. Vierte la leche caliente encima de la mezcla de huevo y remueve bien con una varilla.

12. Introduce de nuevo la elaboración resultante en el cazo y ponla a hervir sin dejar de remover energéticamente.

13. Saca la vaina de vainilla, añade 15 g de mantequilla fría y remueve.

14. Cubre la mezcla con papel film, de modo que el papel quede en contacto con toda la superficie de la crema, y resérvala en l nevera.

15. Mientras limpia la fruta y córtala a gajos, rodajas y tiras.

16. Extiende la crema pastelera sobre la base de la pasta brisa y cúbrela combinando la fruta cortada.

17. Para finalizar, decora el plato con rotuladores permanentes como si hicieras los rayos del sol alrededor de la tarta.

EL TRUCO: si no vais a comeros la tarta al momento, es mejor que cubras la fruta con una capa de gelatina neutra para que se conserve mejor.

Más recetas y consejos en: La cocina de Peter Pan, de Christian Escribá. Ed. Planeta Gastro. 256 paginas. Precio, 21,90 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos