Vaya Festival es este

Iñaki Izquierdo
IÑAKI IZQUIERDO

Opero de incógnito. Sin acreditación, sin bolsa de la organización, sin barba de tres días, sin café de andar. Lo sé todo del Festival. Me lo he recorrido enterito, a pata.

Dejo aquí mis impresiones.

En la primera peli que vi, me pareció que el continuo moverse a ninguna parte del protagonista se enreda con las tramas de un guión pensado para perderse.

Tras la decepción, intenté cambiar de registro pero no había entradas para la que quería. Fui a la de al lado. Mientras decidía entre marcharme y echar una kuluxkita, saltó la chispa. En esa peli, lo digo como lo siento, hay un magma emocional muy interesante que estalla en la segunda parte del metraje.

Salí crecido. Iba a ir a comer, pero enardecido, me fui a por la tercera. Fascinante en su filmación y su chocante ironía y un poco desesperante en su cripticismo, uno no sabe a qué carta quedarse.

Creo que la culpa fue mía. Demasiado nivel, mucho que pensar. Fui a la taquilla. Una de guerra, no hay, cómo que no hay, vaya festival es este. Me tomo un café en el Tánger, a ver si cuela. Pongo la oreja.

Salgo hecho un intelectual. El director de la siguiente peli despliega su inteligencia y ritmo visual desde el primer instante. Cámara al hombro, ángulos ingeniosos.

Si con todo esto no me merezco un premio o, al menos, que el Zinemaldia me deje pisar la alfombra roja no sé qué más quieren. Además, por si a alguien no le parecen suficientes méritos, que quede claro que no hay ni una palabra mía, todo copiado. Y sin citar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos