¿A dónde vamos?

ANTONIO JÁUREGUI BALENCIAGA SAN SEBASTIÁN

Me entristezco por el suceso acaecido de madrugada en San Sebastián que se ha saldado con un joven en coma. Quiero reflexionar sobre hacia dónde va esta juventud que comete estas atrocidades y que ya están marcados de por vida. ¿Qué se quiere demostrar con estas actitudes y esta violencia que no conduce a nada? Sinceramente creo que cada joven se tiene que pensar hacia dónde quiere ir y qué futuro quiere, pero un futuro serio, un futuro donde haya tiempo para disfrutar, tiempo para trabajar y tiempo para demostrar al mundo que con esta juventud se puede contar para el día de mañana. Esta juventud tiene que demostrar al mundo que son responsables para que el día de mañana vea que su futuro es mejor y que ellos han aportado su grano de arena, que hoy más que nunca se necesita. Una juventud dinámica y trabajadora que demuestre al mundo que se puede contar con ellos y así labrarse un futuro de esperanza que en estos momentos es difícil pero para lo que hay que luchar día a día, en la calle, el instituto o en el trabajo... y cada minuto que pasa más claro está que esta violencia juvenil es estúpida y estéril y que solo vale para producir dolor a toda una familia que lo llevará de por vida. Quiero aprovechar para decir a la juventud que estos hechos no se tienen que volver a producir.