Terroristas medioambientales

PEDRO SERRANOLEÓN

Media España ha visto a ese descerebrado que tiró una nevera por un barranco y al compañero que lo grabó. Ahora los necios ya no se conforman con hacer necedades, sino que necesitan de informarnos de su grado de necedad. Pero, cuidado. Esto es un caso aislado. Delincuentes medioambientales los hay por doquier. Sin ir mas lejos, en mi pueblo hay un imbécil que lleva años abonando los campos comunales con residuos urbanos. Y si ver tirar una nevera por un barranco te hace perder la fe en el ser humano, ¿qué opinan de las luces de este vecino mío que fertiliza los campos con cristales y plásticos triturados?