Seguro de sol

Seguro de sol
FOTOLIA
Rosa Belmonte
ROSA BELMONTE

Tenerife tiene seguro de sol (seguro de sol, seguro de sol). Lo cantaban Los Mismos en la voz de Helena Bianco, que algunos han descubierto hace tres días por un programa de televisión, igual que otros están descubriendo a Unamuno por la película de Amenábar. O por lo que se dice de la película de Amenábar. Ayer Tenerife se quedó a oscuras. Con sol y mucho calor pero sin luz. Un apagón general de suministro eléctrico afectó a sus 900.00 habitantes y a los turistas que se creyeron lo del seguro de sol.

Ni semáforos, ni ascensores. Aunque hospitales y aeropuertos, bien. A las 13:11 se produjo este Apocalipsis de baja intensidad en la subestación de Granadilla. Tiene gracia que la isla de Oahu en Hawai también tenga 900.000 habitantes. Allí el pasado diciembre una tormenta causó otro apagón (en ese momento eran turistas Obama y su familia). En Tenerife ya hubo un apagón en 2010 y duró 11 horas. Estos episodios parecen capítulos de 'En los límites de la realidad'. O mejor, de 'Galería nocturna'. Ese dirigido por Spielberg y dirigido por Rod Serling que protagonizaba Joan Crawford. Interpretaba a una millonaria neoyorquina, ciega y despiadada que quería ver. Un pobre que necesita dinero accede a darle sus ojos por 9.000 dólares. Ella chantajea a su médico para que le haga la operación ilegal. La visión durará unas once horas. Tras la cirugía, se quita las vendas y ve un momento, hasta que todo se vuelve oscuro. Apagón en Nueva York.

Hoy sería un episodio de 'Black Mirror' el que contara un apagón que nos deja sin cacharritos, sin baterías, sin todo a lo que estamos acostumbrados. Porque no habrá planeta B, como pone en la bolsa de 100 euros de Iñaki Urdangarin, pero un apagón asusta más que el encendido general del cambio climático (o el de Abel Caballero). O que distopías con criadas vestidas de caperucita. El lobo era esto.