Respuesta al conflicto

CARMELO CARRASCAL

Si existe algo complejo y complicado de verdad es el conflicto. A destacar los territoriales que han estado históricamente en el origen de la inmensa mayoría de las guerras. Los partidos nacionalistas radicales, esto es, independentistas, crean y alimentan, por definición, el conflicto territorial. En el origen del conflicto late una inocente pregunta: ¿por qué nosotros no formamos también un Estado? Esto automáticamente genera la confrontación, un conflicto en espiral, más grave aún, que no va a ser solucionable si falta la escrupulosa lealtad a la democracia marcada por la Constitución. Un conflicto que genera división, enfrentamiento, odio y riesgo de que se movilice la violencia en ambos frentes. Hay que partir de la idea de que es una entente y no una solución lo que se habrá de alcanzar. ¿Pero dónde están al día de hoy los políticos de altura capaces de afrontar, que no de pretender solucionar (tosca, puerilmente) este conflicto? Aunque en efecto no exista solución, han de haber respuestas políticas inteligentes que sean bien trabajadas desde los dos frentes. El diálogo que se dice.