De profesión, pastelero

JOSÉ AGUISTÍN ARRIETATOLOSA

Ha terminado o va finalizando el curso escolar. Los estudiantes se orlan y de alguna manera se les reconoce su trabajo. Y si no hay orla, al menos sí que hay calificaciones y cada uno vuelve a su casa con la 'marca' de lo que ha trabajado. Unas buenas notas que apetece dar a conocer a todo el mundo o una valoración. El día 13 de mayo ha sido el entierro de José Mari Gorrotxategi: pastelero y confitero de profesión, un buen hombre de vocación y un gran tolosarra de pro y que lo ha ejercido con dignidad y eficacia. Lo traté bastante. Hombre bueno, comprometido con las costumbres de Tolosa, amigo de su gente, cercano y campechano. Gran repostero. Renombrado maestro del dulce. He sabido de su compromiso en favor de las buenas costumbres de Tolosa, pequeño historiador, sencillo, de gran capacidad de reflexión y de oración. Comprometido por el bien de la villa tolosarra. Hombre trabajador y servidor que ha dejado huella en el camino. José Mari, ya tu curso acabó aquí entre nosotros, has escrito muchas páginas en la vida: tu familia, la repostería, la historia costumbrista de Tolosa. Has dejado huella y marca. De las buenas, claro.