Este contenido es exclusivo para suscriptores

Suscríbete por 4,95€ al mes y disfruta de todos los contenidos de El Diario Vasco

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidos exclusivosLectura más amable y sin interrupcionesNueva app solo para suscriptoresNewsletters personalizadasClub DV, ventajas comerciales, sorteos y actividades

La 'pinza' y el colapso

La radicalización de la derecha y la línea dura del independentismo catalán han trazado sendas estrategias de presión que dejan a Sánchez sin margen de maniobra

Alberto Surio
ALBERTO SURIO

Pedro Sánchez sufre de forma directa la aparición de una 'pinza' que pone en verdadero peligro su supervivencia y puede forzar el 'superdomingo' electoral de mayo y convertirlo en un plebiscito. En este caso, los independentistas catalanes y la derecha nacionalista española han hecho converger sus respectivas estrategias de presión. Ambos sectores son en este momento 'aliados' de facto en el colapso de la legislatura. Los secesionistas, en vísperas del juicio del 1-O, quieren forzar el debate sobre el referéndum de autodeterminación, que ningún presidente español va a autorizar, y desprecian la oferta del Ejecutivo de intentar una vía política de solución que no pase por su exigencia. La derecha cabalga a lomos de una táctica apocalíptica y muy radicalizada, que solo va a dar alas a la extrema derecha y va a devorar a los conservadores y a los liberales moderados. Y si no, al tiempo. La incipiente apuesta por el diálogo político de Sánchez, con múltiples defectos en su gestión, se ha quedado aparentemente sin espacio. Pero a medio y largo plazo, es la única salida para apaciguar y debilitar al soberanismo más duro y evitar el desastre.

 

Fotos